El presente artículo relata la vida de una mujer ficticia cuya historia está basada en historias reales de varias mujeres marroquíes, producto de entrevistas realizadas a mujeres de la Asociación 100% Mamans, apoyada por Alianza por la Solidaridad, con el objetivo de rendir homenaje a su valentía y a quienes luchan a diario contra la discriminación que sufren las madres solteras y sus hijos en este país.

Según una investigación reciente llevada a cabo por la colaboración internacional entre varias ONG, entre las que se encuentra Alianza por la Solidaridad, el bloqueo ilegal israelí ha empeorado la crisis humanitaria en la región tras los ataques en 2014 que acabaron con la vida de 2.132 palestinos y palestinas.

La sequía, la falta de alimentos, la excesiva contaminación del agua existente y el agravamiento de los efectos del cambio climático a causa de la brutal deforestación, agravan una interminable crisis humanitaria en el país más pobre del mundo.

La vida de los más de 600.000 refugiad@s siri@s en Jordania empeora a medida que desaparecen sus ahorros y disminuye la ayuda internacional. Alianza por la Solidaridad trabaja con las mujeres para paliar las consecuencias de una guerra que no acaba.

Más contenidos

Lo más visto de la semana

Coca-Cola: no le quites el agua a 30.000 personas en El Salvador

La guerra por el agua en Nejapa es un ejemplo de lo que es una inversión irrespo...

La crisis en Haití se recrudece por la escasez de agua y de alimentos

Desde que en 2010 se produjera una de las mayores crisis humanitarias de la hist...

Acción humanitaria

Si quieres conocer más a fondo el trabajo  que hacemos en nuestras áreas de inte...

19.000 casas destruidas en Gaza, cero reconstruidas

Más de 500.000 personas de todo el mundo y 36 ONG, entre las que se encuentra Al...

La discriminación contra madres solteras y sus hijos en Marruecos

Noor era una niña de un pueblo de las montañas de Marruecos. Durante su infancia...
Este sitio web utiliza cookies con fines exclusivamente estadísticos. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. [cerrar]