ciudadania

Trabajamos para construir una ciudadanía global activa, responsable y que defienda los derechos humanos y la democracia

Ciudadanía global y movilidad

El mundo ya es global: está interconectado y es interdependiente. Hoy más que nunca, la lucha por los derechos es también una lucha global. La pérdida y los retrocesos en Derechos Humanos tienen la misma causa en todos los puntos del planeta: el paradigma del crecimiento económico ilimitado, propuesto por el capitalismo irresponsable y por las políticas neoliberales.

Áreas de intervención

Argelia Marruecos

Jordania

Mauritania España

Nuestras líneas de trabajo

La reivindicación de los derechos humanos para todas las personas del planeta, sin discriminación alguna, pasa necesariamente por la construcción de una ciudadanía global. Así entendida, la ciudadanía global es un proceso de transformación activa, tanto individual/personal como colectiva/social, de recuperación de lo político y del espacio público para exigir a las instituciones públicas que reconozcan y garanticen el acceso a los derechos, con transparencia y rindiendo cuentas a la ciudadanía. Para ser global, esta lucha por los derechos y por la participación en la vida pública tiene que llevarse a cabo en todos los espacios: local, nacional, regional e internacional.

Movilidad, interculturalidad y derechos humanos

Porque los Derechos Humanos son universales, pero disfrutarlos o no sigue dependiendo del lugar donde has nacido. Por eso trabajamos contra la discriminación de las personas migrantes (especialmente de las mujeres) en el acceso a los derechos humanos y a la ciudadanía. También tratamos de poner en valor el rol de las personas migrantes como agentes de cambio social. En concreto, nuestro trabajo en esta línea busca:

  • Promover los derechos de las personas migrantes y refugiadas en países de tránsito y destino, con especial incidencia en los derechos de las mujeres migrantes y refugiadas y en el derecho a la libre circulación como derecho inherente a la dignidad de las personas.
  • Denunciar las vulneraciones de derechos humanos de las personas migrantes y refugiadas, especialmente las violencias contra las mujeres.
  • Promover la coherencia de las políticas migratorias con los derechos humanos, con una perspectiva de género.
  • Promover la interculturalidad y la diversidad en todos los ámbitos como estrategia contra el racismo y la xenofobia, y de ampliación de la ciudadanía de las personas migrantes.
  • Fortalecer las asociaciones de personas migrantes y refugiadas y su articulación en redes para mejorar sus capacidades de incidencia en todo tipo de políticas públicas, incluidas las políticas migratorias y de asilo.
  • Proteger los derechos humanos de los menores migrantes.

Participación ciudadana

Consideramos que una sociedad civil fuerte es garantía y requisito imprescindible para sociedades verdaderamente democráticas. En este marco, las organizaciones de la sociedad civil cumplimos un papel vital en la construcción del Estado de Derecho y contribuimos a una mejor gobernanza. Por eso, apoyamos a otras organizaciones para que ejerzan su doble función de definición de políticas públicas más justas e igualitarias (y darles seguimiento) y representar a los colectivos más vulnerables. Así, nos centramos en:

  • Promover un entorno favorable al trabajo de las organizaciones de la sociedad civil promocionando el derecho de reunión y asociación, la libertad de expresión, la creación de canales de participación efectiva y el acceso a mecanismos de financiación, y eliminando los obstáculos legales, administrativos o culturales que impiden a estas entidades ejercer su rol, especialmente en contextos de transiciones democráticas.
  • Promover la participación y mejorar las capacidades de las organizaciones de la sociedad civil para ejercer su rol como agentes de cambio y de desarrollo, para la participación en la definición de políticas públicas, su monitoreo y control y para su articulación en redes, sobre todo en la defensa de los derechos humanos de colectivos tradicionalmente excluidos como mujeres, jóvenes, menores, personas con diversidad funcional, colectivo LGTB… Por eso, prestamos especial atención a las organizaciones de mujeres/feministas, porque suelen experimentar mayores obstáculos que las masculinas o mixtas, incluyendo violencia contra las mujeres que desafían la asignación del ámbito privado y asumen tareas en el ámbito público-político.

Cofinancia:

aecid

Empresas rentables pero responsables con los recursos
Aliadas
Únete, haz voluntariado
Visita nuestra Tienda Solidaria
Este sitio web utiliza cookies de terceros con fines exclusivamente estadísticos. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. [cerrar]