La Fani nunca se detuvo a la hora de ejercer sus derechos. Durante un encuentro en una institución aliada de Alianza por la Solidaridad descubrió que no era la única mujer de Bolivia que sufría discriminación o violencia por su sexo, por lo que decidió comenzar a denunciar y a trabajar para dar a conocer estas situaciones.

La cultura de la violación en Perú trae consigo el estigma y el silencio de miles de mujeres. Las instituciones obligan a las mujeres violadas a sufrir embarazos forzados, en su mayoría producto de agresiones sexuales incestuosas, criminalizando a través de las leyes la interrupción voluntaria del embarazo con argumentos religiosos.

Los habitantes de Nejapa aplauden la medida, anunciada por el Gobierno, en la presentación del informe de Alianza por la Solidaridad y el Foro del Agua, que alerta del estado crítico del acuífero de la región por la acción irresponsable de una embotelladora de Coca Cola y otras empresas

Alianza por la Solidaridad se felicita por este anuncio al alcanzar uno de los objetivos de su campaña internacional ‘TieRRRa’ y continúa recogiendo firmas por la reducción del consumo en un 22 %.

Más contenidos

Lo más visto de la semana

Coca-Cola: no le quites el agua a 30.000 personas en El Salvador

La guerra por el agua en Nejapa es un ejemplo de lo que es una inversión irrespo...

Acción humanitaria

Si quieres conocer más a fondo el trabajo  que hacemos en nuestras áreas de inte...

Empresas

En Alianza por la Solidaridad tenemos una idea muy clara: las alianzas son l...

Así se siente alguien que tiene agua potable por primera vez

Heriberta Estrada, de 78 años, por fin tiene agua potable en casa después de 70 ...

La criminalización del aborto niega a las mujeres su derecho a decidir

Solo en 2014 el Ministerio Público reportó 19.406 denuncias de delitos contra la...
Este sitio web utiliza cookies con fines exclusivamente estadísticos. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. [cerrar]