Dos presos por el caso de la empresa española Hidralia-Ecoener reciben un premio por su defensa de los Derechos Humanos

Viernes, 11 diciembre 2015

Con motivo del Día de los Derechos Humanos, el 10 de diciembre, Antonio Rogelio Velásquez y Saúl Aurelio Méndez, dos de los presos políticos por su oposición a la construcción de una central hidroeléctrica por la empresa española Ecoener-Hidralia en Guatemala, reciben el premio Orden Monseñor Juan José Gerardi Gonedera a los Derechos Humanos 2015.

RogelioySaul

Este premio supone un importante respaldo a las comunidades de Santa Cruz Barillas y el Norte de Huehuetenango (Guatemala) en la defensa de su territorio y sus recursos frente a la citada empresa española, que desde 2008 pretende construir una central hidroeléctrica en el Río Canbalam, proyecto que ha desembocado en graves vulneraciones del derecho a decidir y a los derechos humanos de las poblaciones locales.

Con ocasión de la entrega del premio, unieron su voz en un comunicado común la Asamblea de Pueblos de Huehuetenango, las comunidades afectadas por el proyecto, los familiares de los nueve presos políticos actuales en el caso Hidralia y numerosas otras organizaciones. Frente a la situación vivida de los últimos años en Guatemala y en particular en la región de Huehuetenango, dicho comunicado expone los siguientes puntos:

  • La permanente violación a los derechos humanos en Guatemala y en el mundo, se ha visto agravada ante los intereses del capital global y de las empresas transnacionales que en contubernio con las oligarquías nacionales y los gobiernos de turno atentan en contra de la vida, los bienes naturales y el territorio. Cada día sentimos y sufrimos el hostigamiento, la persecución política y la criminalización de nuestros pueblos.
  • A partir de la Firma del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (DR-CAFTA) en el año 2,005, en Guatemala estamos ante un fenómeno de expansión del modelo capitalista, por la vía del establecimiento de transnacionales, que buscan implantar proyectos de explotación minera, petrolera, palma africana e hidroeléctricas, lo que conlleva la privatización de la tierra, del agua y el despojo generalizado de los bienes naturales de las comunidades y pueblos.
  • Las estrategias de las empresas transnacionales han sido tan diversas, como violentas en contra de los Defensores y las Defensoras del Territorio y de los Derechos Humanos, vemos con profunda preocupación el del derecho penal del enemigo para judicializar y encarcelar a quienes legítimamente defienden sus derechos, tal como ha sucedido por ocho años consecutivos en Santa Cruz Barillas y el Norte de Huehuetenango. Territorio ancestral de los pueblos Q’anjob’al, Chuj, Akateko, pero también habitado por el Pueblo Mestizo. Esta defensa legitima de la Vida, la Tierra, la Identidad y el Territorio, ha sido motivo para que los líderes y lideresas comunitarias estén siendo perseguidas y encarcelados injustamente, como son los casos actuales de Saúl Méndez, Rogelio Velásquez, Mynor López. Adalberto Villatoro, Francisco Juan, Arturo Pablo, Rigoberto Juárez, Domingo Baltazar y Ermitaño López.

Por lo anterior, los firmantes del comunicado exigen:

  • Al Estado de Guatemala dar cumplimiento a lo establecido en la Constitución Política de la República de defender y proteger a los Pueblos.
  • A las empresas transnacionales y nacionales su inmediato retiro de nuestras comunidades y pueblos, ya que no queremos más confrontación ni conflictos, queremos vivir en paz y armonía.
  • A Jueces y Fiscales dar cumplimiento a las leyes del país y aplicar la justicia de manera pronta y cumplida, y no atentar en contra de los derechos de los Pueblos de Guatemala.
  • Libertad inmediata para las autoridades comunitarias y defensores del territorio de Huehuetenango encarcelados injustamente.
  • Respeto a nuestro derecho a vivir en paz y armonía en nuestros territorios, a nuestro derecho a decidir sobre nuestro presente y futuro.
  • Por dignidad y justicia de los daños que han ocasionado a nuestras comunidades exigimos justicia y  resarcimiento para las familias y comunidades de los presos políticos del Norte de Huehuetenango.

En la misma semana de los Derechos Humanos, siguen siendo víctimas de hostilidades los defensores y defensoras de Derechos Humanos, tal y como lo demuestran la  intrusión y robo en la casa de dos periodistas y defensores de las comunidades. Exigimos que estos hechos, denunciados por la Coordinación y Convergencia Nacional Maya Waqui’Kej, se investiguen en profundidad.

El pasado 5 de noviembre, Alianza por la Solidaridad, Amigos de la Tierra y la Asociación Mujeres de Guatemala AMG lanzaron una campaña de presión y recogida de firmas para conseguir que la empresa Hidralia-Econer abandone definitivamente el proyecto y cese de forma inmediata todo tipo de intimidación, agresión y persecución a personas de los pueblos de la zona. La campaña ya ha recogido más de 2.200 firmas.

En la imagen, los premiados Antonio Rogelio Velásquez y Saúl Aurelio Méndez

Deja un comentario

Lo más visto de la semana

Existen leyes que protegen los Derechos Humanos: conocerlas ayuda a exigirlos

Argelia ha ratificado pactos internacionales como la Convención para la Eliminac...

Últimas noticias

El próximo 16 de abril tendrán lugar la JORNADA DE INTERCAMBIO DE EXPERIENCIAS. DERECHOS DE MUJERES MIGRANTES Y DEL SUR EN...

La obra, que afecta a 29.000 indígenas, da origen a proposiciones no de Ley y preguntas al Gobierno. Miles de indígenas q...

 Más noticias
Empresas rentables pero responsables con los recursos
Aliadas
Únete, haz voluntariado
Visita nuestra Tienda Solidaria
Este sitio web utiliza cookies de terceros con fines exclusivamente estadísticos. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. [cerrar]