La lucha por mantener los cultivos tradicionales en Colombia

Jorge Núñez

Un colaborador relata su experiencia en la localidad colombiana de Tumaco, donde trabajamos para ayudar a recuperar los cultivos tradicionales de la región frente a otros, favorecidos por políticas gubernamentales, más novedosos y productivos pero menos respetuosos con el trabajo de los agricultores y con la sostenibilidad del entorno.

IMG_1002

Los cinco últimos meses de 2014 estuve viviendo y trabajando con Aliança para a Solidariedade em Tumaco, un importante municipio portuario situado en el suroeste del país, con el programa UEVolunteers que fomenta el voluntariado humanitario. Durante este tiempo colaboré directamente con el equipo en Colombia para aprender y aportar todo lo posible a las acciones que desarrollan en sus proyectos de acción de apoyo a los cultivos tradicionales

Los procesos de desarrollo de cualquier comunidad son complejos y todas las acciones se interrelacionan para poder conseguir impactos duraderos y que afecten al conjunto de la población. Yo tuve la oportunidad de comprobarlo al colaborar en los cultivos tradicionales de caña y cacao en Tumaco. Esta comunidad se desplazó en el año 2007 por una inundación generada por el desbordamiento del río.

El caso de esta comunidad es un ejemplo positivo porque sus líderes son muy proactivos, lo cual se percibe en las acciones que llevan a cabo. De hecho, la construcción de estas estructuras fue un trabajo realizado por ellos, consiguiendo un óptimo resultado. Prueba de ello es que la calidad de su cacao ha mejorado mucho tras el proyecto y, en consecuencia, ha aumentado el precio que los cultivadores cobran al venderlo. Además, gracias a la implantación de secadores y fermentadores el grano tiene mejor sabor y color y, por tanto, mejores atributos cuando se transforma en chocolate.

El sector agrícola es el principal motor económico de Colombia, pero a la vez, es uno de más abandonados. Con los tratados de libre comercio esta situación sólo ha empeorado, generando la desaparición de varios sectores que no pudieron competir con precios de países que subsidian a los productores y que, por tanto, pueden bajar los precios hasta valores imposibles de igualar. La propuesta de Alianza va dirigida a promover la soberanía alimentaria, es decir, a definir sus propias políticas agrarias y alimentarias de acuerdo a objetivos de desarrollo sostenible y seguridad alimentaria.

El trabajo compartido entre Alianza y la comunidad es la clave: “En la dinámica de la producción agrícola los técnicos de Alianza cumplimos una tarea importante, generar confianza en los productores y caminar juntos para buscar soluciones a las problemáticas que se viven en cada comunidad”, comenta Óscar, uno de los líderes locales.

Los tratados de libre comercio, enemigos de los pequeños productores

fermentador cacao colombia

Construcción de un fermentador de cacao

Los buenos resultados que está consiguiendo la ONG en la zona contrasta con una conversación informal que tuve con Don Reinaldo Castro, un productor de panela (caña) de la zona. Me habló sobre su actividad agrícola y los cambios que desde la administración pública le habían impuesto en los últimos tiempos.

En los últimos años, la variedad de caña que les habían hecho cultivar desde el gobierno era mucho más problemática que la variedad que anteriormente plantaban como cultivo tradicional, ya que requería mayores costos de producción y agotaba su fertilidad más rápidamente. También daba más trabajo y, aunque daba una mayor productividad en el corto plazo, suponía menos eficiencia y sostenibilidad desde el punto de vista del productor en el medio y largo plazo.

Tanto era el descontento que tenía que me dijo: “Me estoy planteando muy seriamente la posibilidad de no cultivar más esta variedad impuesta y volver al cultivo de la variedad tradicional”. Esta opción le parecía más respetable con su trabajo, su cultivo, la tierra y con el entorno, a pesar de que por otro lado le obligaba salir del actual sistema de producción agrícola que le marcaba la administración, con todo lo que esto conlleva.

Y es que, desafortunadamente, muchas veces el Parlamento colombiano crea políticas y normas que no aportan nada a los intereses de los pequeños productores, sino más bien a intereses de emporios o multinacionales que dominan el mercado de los productos agropecuarios.


Deixe uma resposta

Os mais vistos da Semana

Os direitos das mulheres

Nuestras líneas de trabajo Los derechos humanos empiezan desde nuestros cuerpos...

Ação Humanitária

Nuestras líneas de trabajo Asistencia a refugiadas sirias en Jordania El 86% d...

La calidad de su cacao ha mejorado mucho tras el proyecto y, en consecuencia, ha aumentado el precio que los cultivadores cobran al venderlo


Últimas noticias

Liliana Carrillo, premior reportaje ‘SIN RIESGO’ de Alianza por la Solidaridad: Los medios bolivianos tratan las muertes...

*Foto – GREENPEACE   El artículo de Cecilia Carballo para el Huffingtonpost repasa el 2017. Estas son algunas de ...

 Más noticias
Empresas rentables pero responsables con los recursos
Aliadas
Únete, haz voluntariado
Visita nuestra Tienda Solidaria
Este sitio web utiliza cookies de terceros con fines exclusivamente estadísticos. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. [Desligar]