la crisis humanitaria en Afganistán

La crisis humanitaria en Afganistán se agudiza en medio del duro invierno

Desde ActionAid tenemos como objetivo ofrecer apoyo a 10.000 familias en cuatro provincias de Afganistán, incluidas Herat, Kabul, Ghor y Belkh. Para que puedan comprar alimentos y artículos esenciales, con los que afrontar la crisis humanitaria que están viviendo en este cruento invierno.

Apoyo a la crisis humanitaria en Afganistán

A medida que se acerca el invierno, millones de afganos y afganas se enfrentan a una crisis alimentaria y de desnutrición cada vez más profunda. Afganistán se encuentra en medio de una crisis medioambiental, con sus temperaturas desplomándose y con la necesidad de un apoyo inmediato.

Desde ActionAid estamos apoyando de manera económica a las familias para que puedan comprar alimentos y artículos esenciales como combustible, equipos de calefacción, ropa de invierno y mantas. Además de proporcionarles a las mujeres kits de higiene con artículos esenciales como jabón y artículos de higiene íntima.

Se están repartiendo diferentes kits de apoyo a las familias. Con ellos se prevé que una familia de 7 miembros pueda aguantar durante tres meses. Y puedan pagar calefacción, mantas, alimentos, etc. adaptando dichos paquetes a cada región y disponibilidad.

Desde ActionAid también estamos proporcionando asesoramiento psicosocial a personas cuyas vidas están siendo devastadas por el conflicto, las consecuencias climáticas severas y el aumento del hambre.

«En Herat y en todo Afganistán,  muchas  familias se enfrentan a una situación desesperada en pleno el invierno. Las personas desplazadas por el conflicto y la grave sequía están dejando a las ciudades sin nada,  sin empleos disponibles para pagar los alimentos,  el alquiler o el combustible para calentar sus hogares.” Ha declarado Sudipta Kumar, directora de ActionAid Afganistán, que ha regresado recientemente a Kabul después de visitar Herat para supervisar una distribución de apoyo en efectivo.

Los problemas derivados de esta crisis aumentan

La escalada de la crisis humanitaria, la grave sequía y la pandemia de Covid-19 han dejado a más de la mitad de la población de Afganistán, 22 millones de personas, enfrentando la falta de alimentos. Es probable que este nivel devastador de necesidad solo aumente a medida que pasen los meses de invierno.

Además, los recientes combates y la crisis climática han desplazado a familias a centros urbanos, incluido Kabul. Y a campamentos donde las mujeres y las niñas, las personas mayores y las personas con discapacidad corren un mayor riesgo de violencia, explotación y pobreza extrema.

«Las temperaturas bajo cero y las fuertes tormentas de nieve están intensificando una crisis humanitaria ya devastadora, con más de la mitad de la población enfrentando hambre severa y desnutrición”. Ha declarado Sudipta Kumar.

Mientras tanto los bancos siguen cerrados y el desempleo está aumentando. Los altos niveles de inflación han hecho que el precio de los artículos esenciales como el petróleo y el arroz se dispare. Incluso aquellos que permanecen en el trabajo no pueden permitirse el lujo de alimentar a sus familias.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.