8 de marzo desde la frontera haitiana

8 de marzo desde la frontera haitiana

El pasado 8 de marzo, Día internacional de la Mujer, desde Alianza por la Solidaridad-ActionAid iniciábamos una semana cargada de actividades desde la localidad de Anse-à-Pitres, en Haití, y en sintonía con la localidad vecina de Pedernales, en República Dominicana.

8 de marzo desde la frontera haitiana

Desde el 8 de marzo, se realizaron actividades en el marco del programa de gestión de riesgos (GIZ/UE) y de aumento de la resiliencia y el desarrollo productivo (AECID).

Empezaba una jornada que las mujeres haitianas ya llevaban preparando desde hacía varias semanas. El entusiasmo y las ganas de conmemorar su día se reflejaba en sus caras nada más entrar por la puerta; donde se tenían que reunir para comenzar con un taller sobre Derechos de la Mujer. Tras la bienvenida y los saludos iniciales, las haitianas cantaron un himno en honor a sus derechos.

Todas, con ganas e ilusión, sabían que les esperaba un gran día que terminaría con el encuentro en la frontera con sus coetáneas dominicanas.

Una marcha por los derechos de la mujer

En la mañana, en esa charla sobre los Derechos de la Mujer, las mujeres seguían preparando carteles. Además, discutían entre ellas sobre cómo han mejorado sus derechos y el largo camino que aún les queda por recorrer; pero con ganas de luchar por esos poderes que aún les faltan.

Tras la jornada de discusión y después de almorzar todas juntas, se vestían con la camiseta preparada para la ocasión y, con carteles, pancartas y mucha ilusión, empezaban la marcha para encontrarse con sus compañeras dominicanas en la frontera del río Pedernales. A lo largo del camino, algunas personas más seguían sumándose al comité atraídas por el ritmo de la música y los mensajes que las mujeres lanzaban con sus carteles.

Al llegar a la frontera, las mujeres se encontraron a lo lejos a cada uno de los márgenes del seco río de Pedernales. Poco a poco, fueron avanzando hasta que las representantes de los grupos de mujeres de cada país, arropadas por sus compañeras, se fundieron en un abrazo.

Tras ello, cada una lanzó un mensaje de agradecimiento y de lucha compartida entre los dos países. Saben que la colaboración entre ellas es fundamental para conseguir sus objetivos en el camino de conquista de sus derechos. El acto terminaba con un intercambio de flores y la suelta de palomas como símbolo de hermanamiento.

Mujeres y cambio climático

Al día siguiente, las actividades continuaban en Anse-à-Pitres, donde la jornada empezaba con una charla sobre mujeres, cambio climático y gestión de riesgos y desastres. Y, a continuación, tenía lugar la inauguración de la exposición fotográfica «Mujeres y cambio climático». Una exposición en la que las mujeres de la comunidad, tras ver reforzadas sus capacidades fotográficas, exponían su trabajo ante los ojos curiosos de todos los asistentes. La jornada finalizaba con la danza de un grupo de mujeres de la comunidad.

Una semana llena de actividades

A lo largo de la semana, se han realizado muchas más actividades como cinefórum o torneos deportivos. Cabe destacar la gran afluencia que tuvo cada uno de los actos.

La semana dio para muchas reflexiones de las mujeres de las comunidades de Anse-à-Pitres, pero lo más importante es que ellas saben que, gracias al trabajo conjunto que hacen todas, incluidas sus vecinas de frontera, podrán mejorar sus derechos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.