Por el derecho al aborto

En guardia por el derecho al aborto

Que en Estados Unidos se haya dado marcha atrás a garantizar un derecho tan básico como el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo nos ha puesto en guardia.

Esta decisión tendrá un impacto profundo y devastador.

En guardia por el derecho al aborto

Estamos profundamente preocupadas por las devastadoras consecuencias que tendrá esta decisión para la vida, la salud y el bienestar de las personas en Estados Unidos. Los impactos serán más graves en las personas que ya se enfrentan a obstáculos discriminatorios en la atención médica (personas negras, residentes en áreas rurales, jóvenes y personas con ingresos más bajos).

Es decir, que quien pueda pagarlo podrá ir a otro Estado que le garantice este derecho, pero quien no tenga medios…

Precisamente, otros países americanos avanzan en esta cuestión. En Colombia o Argentina se ha conseguido el objetivo. Y en otros, como Bolivia, seguimos trabajando para su despenalización y alcanzar el derecho al aborto seguro, libre y gratuito.

Derecho al aborto, no en toda Europa

En 2022 el aborto es legal en casi todos los países europeos, De hecho, solo un número muy pequeño (Andorra, Liechtenstein, Malta, Mónaco y Polonia) mantienen leyes altamente restrictivas, sin tener en cuenta las obligaciones internacionales de respeto a los derechos humanos y la salud pública.

¡No debemos bajar la guardia!

En los últimos años, los ataques  a los derechos reproductivos en Polonia han conmocionado la conciencia pública. Además, por contagio, se han introducido nuevas barreras para el aborto en otros países de Europa Central y Oriental. Unas barreras a las que se han tenido que enfrentar también las refugiadas que salen de Ucrania, donde este derecho sí estaba garantizado.

Es el momento de transformar el apoyo a los derechos sexuales y reproductivos en acción.

Derecho a decidir

Para defenderlo, nos sumamos al manifiesto impulsado por Center for Reproductive Rights y reclamamos:

  • Despenalizar completamente el aborto y facilitar información basada en evidencias.
  • Eliminar los tiempos de espera obligatorios y los requisitos de asesoramiento sesgado antes del aborto.
  • Revisar los límites temporales restrictivos y derogar los perjudiciales requisitos de autorización de terceros.
  • Modificar las reglamentaciones sobre quién puede realizar y manejar un aborto y dónde se puede brindar atención médica para garantizar que sea de acuerdo a las mejores prácticas clínicas y la orientación de la OMS.
  • Eliminar las barreras regulatorias con respecto al aborto farmacológico y legalizar la atención en remoto, así como la autogestión con medicamentos, siguiendo las recomendaciones de la OMS.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.