Sahel y crisis climática

Los terribles impactos que denuncia el IPCC ya causan decenas de miles de víctimas climáticas

Decenas de miles de víctimas climáticas por las consecuencias del cambio climático. Un ejemplo: al menos 13 millones de personas sufren de hambruna en África del este, agravada por el impacto del cambio climático. El informe del IPCC denuncia que la falta de acción climática afecta gravemente a los países más vulnerables. Reclamamos apoyo urgente para las comunidades en primera línea de la crisis climática que ya están sufriendo graves pérdidas y daños.

Los terribles impactos que denuncia el IPCC en su informe ya causan decenas de miles de víctimas climáticas 

Tras publicarse el contundente informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) sobre los impactos del cambio climático, desde Alianza por la Solidaridad-ActionAid exigimos un sistema global para ayudar a los países vulnerables al clima a poder reconstruirse después de los desastres climáticos.

El último informe del IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático de la ONU), denuncia que la mitad de la población mundial vive en zonas “muy vulnerables” al cambio climático y señala que la adaptación a los efectos del calentamiento global ha sido ineficaz.

Este informe es un catálogo desgarrador del inmenso sufrimiento que el cambio climático significa para miles de millones de personas, ahora y en las próximas décadas. No puedes leerlo sin sentirte mal del estómago” ha declarado Teresa Anderson, responsable de Justicia Climática de ActionAid International.

La hambruna en el cuerno de África agravada por el cambio climático

En Alianza por la Solidaridad-ActionAid trabajamos con equipos de ActionAid en la zona del Cuerno de África; y denunciamos la falta de apoyo internacional ante lo que es un claro impacto directo del cambio climático. Ya desde el sur de Etiopía hasta el norte de Kenia y Somalia, sufren una sequía extrema que está generando una grave crisis alimentaria en la región, dejando a 13 millones de personas en situación de gran vulnerabilidad.

Sólo en el sur y sureste de Etiopía hay más de 5,7 millones de personas que precisan ayuda en alimentos con urgencia. También en el este y norte de Kenia ha sido declarado el estado de desastre nacional debido a la falta de lluvias; y se estima que otros 2,8 millones de personas precisan alimentos. En Somalia, la hambruna afecta ya a 4,3 millones; y podrían ser muchas más en el mes de mayo si no se toman también medidas urgentes. Esta sequía es la evidencia de que cómo el clima está devastando a las comunidades en este momento.

Recordamos que en 2017 una acción humanitaria temprana evitó una hambruna en la zona; pero que sólo seis años antes (en 2011) murieron más de 260.000 personas, la mitad menores de seis años. En gran parte porque la comunidad internacional no actuó con rapidez.

Susan Otieno, Directora Ejecutiva de ActionAid Kenia, ha dicho: “Los hallazgos del informe del IPCC suenan como una pesadilla, pero son una realidad diaria para las familias en Kenia y el Sur Global. Nos vemos obligados a sobrevivir a los impactos climáticos todos los días: sequías severas, crisis de agua y alimentos. Más de 1,4 millones de animales han muerto debido a la sequía actual, lo que supone para los pastores perder su único medio de mantener a sus familias. Tememos que pronto serán niños muriendo de sed y hambre”.

Un fondo para paliar los daños y pérdidas

Consideramos fundamental la creación de un fondo específico a nivel internacional. Que ayude a paliar los daños y las pérdidas que ya están sufriendo en los países del llamado sur global.

Recursos como el Fondo Verde del Clima, dedicado a la adaptación y mitigación de los impactos climáticos en los países empobrecidos no están llegando a las zonas más afectadas, tal como indicaba una reciente investigación de la Universidad de Múnich. Es inadmisible que precisamente países del Cuerno de África no hayan podido acceder a este tipo de financiación, como se destaca en esta investigación. En general, África sólo ha recibido el 37% del Fondo Verde creado en el marco de las negociaciones climáticas. Pese a que se trata del continente más afectado por el cambio climático.

Isabel Iparraguirre, coordinadora de Transición Ecológica e Innovación en Alianza, ha destacado: “El informe del IPCC nos indica que abordar la crisis climática, significa apoyar a aquellos que se están enfrentando ya a las peores consecuencias del cambio climático y a amenazas inmediatas, como sequías, inundaciones, huracanes más intensos…. Es fundamental que se pongan a disposición fondos para los países que no pueden esperar y están sufriendo efectos devastadores ya. Es una cuestión de justicia climática”.

Sin soluciones para apoyar a los países más vulnerables

Las referencias al fondo para daños y pérdidas se quedaron tan solo en una mención, sin medidas concretas, en el texto final de la COP26; y algunos países, como EEUU han intentado eliminar esta referencia del texto del IPCC. Algo que consideraos “deshonesto y completamente vergonzoso».

Desde Alianza, así como otras muchas organizaciones, demandamos desde hace tiempo un sistema global que brinde apoyo a los países vulnerables al clima. Las negociaciones climáticas de la COP27 en Egipto deben definitivamente acordar un mecanismo de financiación para abordar las pérdidas y los daños.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.