La crisis humanitaria en la franja de Gaza agravada por la pandemia del coronaviru

Alianza por la Solidaridad-Action Aid, que trabaja en Gaza desde 1998, alerta de la grave situación humanitaria en este territorio, sujeto a bloqueo desde 2007 por parte de Israel, tras la confirmación de los dos primeros casos confirmados de infección por coronavirus. Según registran medios locales, a día 24 de marzo hay unos 2.700 habitantes gazatíes en cuarentena en casas o en 20 escuelas, hoteles y hospitales que se han convertido en unidades de aislamiento. De ellas, sólo 99 personas han tenido acceso a tests de detección del COVID-19, entre las que se encuentran las dos que han resultado positivas, cifras que pueden aumentar en horas. En Cisjordania, los casos confirmados son 58.

Fuentes médicas de Gaza señalan que sólo disponen de unas 70 camas de cuidados intensivos para una población de casi 2 millones de personas. Aunque se está estableciendo un hospital de campaña con 40-50 camas, solo podrá recibir hasta 100 pacientes. Eso supone una UCI por cada 28.500 palestinos, frente a los 10.000 que son en España por UCI. Además, el personal sanitario carece de máscaras y trajes de protección adecuados.

En total, ya hay 9.000 personas aisladas entre Cisjordania y Gaza, si bien de momento no hay ningún fallecido. De ellos, la mayoría (3.000) lo están en Belén, donde están 40 de los casos confirmados.

La organización recuerda que la situación humanitaria en la Franja ya era insostenible antes de la llegada de la pandemia. El sistema sanitario de Gaza ya estaba en condiciones muy limitadas para dar servicios básicos a su población desde años. En el territorio se convive cada día con apagones de más de 12 horas de media. Esta situación afecta gravemente a los hospitales y clínicas, que han llegado a tener carencias del 48% de medicinas que se consideran esenciales para la población. Gaza, con sus 365 kilómetros cuadrados, tiene una de las densidades de población más altas del planeta, sólo superada por ciudades como Hong Kong, con la diferencia de que en éstas si hay libre movimiento de personas.

En la actualidad, la mitad de las familias palestinas de este territorio bajo bloqueo sobreviven porque piden prestada comida o dinero para comprarla a familiares o amigos y un 24% ha empeorado la calidad de su alimentación. A las carencias de electricidad se suman una grave crisis de acceso al agua en los hogares y el desempleo del 68% en el caso de las mujeres jóvenes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya ha emitido un comunicado en el que pide la asistencia de donantes para asegurar las necesidades sanitarias más básicas, dado que en estos momentos ni siquiera los pacientes con cáncer pueden salir de Gaza debido a restricciones impuestas por Israel, Hamas y la Autoridad Palestina para evitar la propagación del coronavirus.

Cabe señalar que desde primeros de marzo, la Autoridad Nacional de Palestina declaró el Estado de Emergencia ante el temor de que la pandemia llegara a Gaza y Cisjordania. El primer lugar donde se detectaron casos de coronavirus fue la ciudad turística de Belén, donde se ha dictado el confinamiento de la población durante 30 días.

La coordinadora financiera de Alianza en Palestina, Beatriz Muñoz, señala:

“La mayoría de los casos en Cisjordania son de Belén, pero la situación más dramática es la de Gaza porque ya estaba al límite a nivel humanitario. Ahora, nuestras organizaciones socias y nuestro equipo en la Franja han tenido que suspender parte de sus actividades, si bien estamos viendo como organizarnos para seguir trabajando, con todas las medidas de seguridad para lo que es fundamental que haya un suministro de equipos de protección que entre en la Franja”.

Desde Alianza por la Solidaridad-Action Aid se reclama que Israel, como potencia ocupante en la Franja de Gaza, cumpla con sus obligaciones estipuladas por el derecho internacional humanitario y garantice que la población palestina reciba los equipos y suministros médicos necesarios, tanto para las personas afectadas por el coronavirus como para el resto de una población que vive en emergencia humanitaria desde hace años a causa del bloqueo.

El trabajo de Alianza en Gaza

Alianza por la Solidaridad y su socia local UHWC (Unión de Comités de Trabajo en Salud, con sus siglas en inglés), trabajan en el ámbito de la salud desde 1998. Desde 2010 trabajan en la mejora de los sistemas de protección para mujeres supervivientes de violencia de género en este territorio. La red de hospitales y centros de salud de UHWC sirve como punto de entrada para que las gazatíes accedan a servicios integrales, confidenciales y seguros. Además, colaboran en la protección comunitaria en atención sanitaria de emergencia, con especial hincapié en las mujeres.

Los responsables de UHWC han enviado un comunicado a la ONG española en la que se solidarizan con la ciudadanía española en estos momentos en los que las víctimas mortales en nuestro país no dejan de crecer. En esta carta recibida por Alianza por la Solidariad envían “mensajes de paz y solidaridad” desde la población de Gaza y agradeciendo el apoyo que desde España se les ha brindado a lo largo de los años a su causa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  

681 393 971