Exigimos que África reciba las dosis de vacunas prometidas

Variante Ómicron: Exigimos que África reciba las dosis de vacunas prometidas

La aparición de la última variante del coronavirus, bautizada como Ómicron, ha puesto de manifiesto que el mayor riesgo para la salud mundial por la pandemia de COVID-19 es la “insolidaridad y nosotros exigimos que África reciba las dosis de vacunas prometidas.

De los 8.000 millones de dosis que se han producido, sólo un 5,5% han llegado a países de bajos ingresos, según datos de la ONU. En el caso de África, el porcentaje de vacunados es de entre un 5% y un 7% de para una población de 1.300 millones. En España lo está el 80%. Esto ha supuesto un riesgo en la vida y salud de miles de millones de personas en el hemisferio sur. Y también ha puesto en peligro las vidas las de propias poblaciones de los países ricos. Tal como avisaba la ciencia: a más contagios, más variantes del coronavirus y más difícil su control.

Exigimos que África reciba las dosis de vacunas prometidas

En Alianza por la Solidaridad- Action Aid formamos parte de la campaña global People´s Vaccine Alliance y reclamamos la total liberación de las patentes de las vacunas y medicamentos para frenar esta pandemia, facilitando su producción y distribución global. La iniciativa COVAX de la OMS, puesta en marcha para promover la donación de dosis, ha demostrado ser absolutamente insuficiente para garantizar un suministro equitativo y justo en todo el mundo.

Hasta el momento, COVAX, que implica a 144 países, tan sólo ha repartido, según sus cifras, unos 563 millones de dosis. Mientras que la UE -para 447 millones de europeos- ha adquirido ya más de 2.000 millones. En países como Mozambique, con 28 millones de habitantes, según la web de COVAX se han enviado poco más de 400.00 dosis. Y en Botsuana apenas han recibido unas 20.000 dosis por esta vía. En este país, donde se han detectado uno de los primeros casos de la variante ‘ómicron’ tan sólo se han vacunado 469.000 personas, un 20% del total. Su presidente llevaba meses pidiendo la liberación de las patentes.

Las empresas farmacéuticas se enriquecen a nuestra costa

Paralelamente, empresas farmacéuticas como Moderna, BioNTech y Pfizer están obteniendo ganancias astronómicas al mantener sus monopolios sobre las vacunas COVID de ARNm (en el caso de Moderna y BioNTech dejan más del 69% de beneficio) o pagar muy poco en impuestos, como está ocurriendo con Moderna y Pfizer (la primera ha pagado una tasa del 7%  y la segunda del 15%). Gracias a monopolizar las patentes, las tres corporaciones obtuvieron más de 26.000 millones de dólares en ingresos en la primera mitad de este año.

Cristina Muñoz, directora de Alianza–ActionAid, señala: “Las grandes compañías farmacéuticas priorizan sus propias ganancias. Ahora, podemos ver el resultado. Ya basta: debemos empezar a poner a las personas antes que a las ganancias”.

El análisis de People’s  Vaccine Alliance, basado en datos de investigadores del Imperial Collage, revela que están cobrando hasta 41.000 millones por encima del costo de producción. Es decir, las venden a un precio hasta 24 veces superior al que cuesta fabricarlas, que sería de UN EURO por dosis.

Actualmente, la producción de vacunas para países en desarrollo está en manos de empresas de India, Estados Unidos y Sudáfrica. India ha anunciado que retomará las exportaciones, después de abandonarlas en marzo tras la oleada de contagios en su país. Y proporcionará 200 millones de dosis a COVAX. Por su parte, la productora sudafricana, que trata de copiar la vacuna de Moderna, no cree que disponga de ella hasta septiembre de 2022.

En este contexto, es de extrema gravedad que la Organización Mundial de Consumo (OMC) suspendiera la reunión convocada para el 30 de noviembre. En este encuentro debía haberse tratado de nuevo la liberación de estas patentes, a las que hace unos meses se opusieron miembros como la UE, Reino Unido o Suiza.

Por su parte, Maaza Seyoum, de People’s Vaccine Alliance en África señala: “Los países ricos están comprando terceras dosis mientras la mayoría de los países africanos luchan por tener las primeras para sus médicos y enfermeras. Esta desigualdad causa muertes innecesarias y está produciendo nuevas variantes que amenazan la salud pública en todas partes. Sólo para engordar las billeteras de los ejecutivos de las grandes farmacéuticas y los inversores corporativos. Nadie estará a salvo hasta que todos estén a salvo «.

Firmas para liberar las patentes de las vacunas

Alianza por la Solidaridad apoya también la Iniciativa Ciudadana Europea para recoger firmas a favor de la liberación de las patentes de las vacunas. Esta iniciativa ya suma más de 240.000 firmas (Acceso en: https://eci.ec.europa.eu/015/public/#/screen/home hasta 1-8-2022)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.