Dos años de lucha por la eliminación de la violencia contra la mujer en Perú y Bolivia

Alianza por la Solidaridad, junto al Movimiento Manuela Ramos (Perú) y el Centro de Promoción de la Mujer-Gregoria Apaza (Bolivia), y con el apoyo del Ayuntamiento de Madrid, han trabajado con lideresas comunitarias, personal de gobiernos municipales en Independencia (Perú) y El Alto (Bolivia), y con mujeres y hombres en cargos políticos en políticas institucionales para frenar la violencia política y acoso callejero en ambas regiones. Este proyecto, que se ha llevado a cabo durante dos años, tenía como objetivos fortalecer la capacidad de respuesta de las instituciones públicas y lograr la participación activa de la sociedad civil en la lucha contra la violencia hacia las mujeres.

En total, 157 lideresas adultas (92 en Independencia y 65 en El Alto) y 177 adolescentes (69 en Independencia y 108 en El Alto; 106 mujeres y 71 hombres) fueron capacitadas en igualdad de género, ciudadanía, desarrollo sostenible y derechos de las mujeres con énfasis en derecho a vivir libres de violencias (DVLV). Las personas formadas replicaron las actividades de información y promoción del DVLV llegando a 7.851 personas adultas y adolescentes (5.022 mujeres y 2.829 hombres).

31899042_2616152755190946_4082089556961132544_n

Las lideresas fueron capacitadas en vigilancia ciudadana e incidencia política. Se desarrollaron procesos de vigilancia ciudadana a servicios de la ruta de atención y participando de manera activa en espacios de concertación y decisión local, logrando incorporar 10 propuestas de mejora de servicios de la ruta de atención de la violencia y en normativas municipales, tanto en El Alto como en Independencia.

Además, se contribuyó a fortalecer la capacidad de respuesta estatal de las instituciones públicas y gobiernos locales para la implementación de políticas locales de igualdad de género, prevención y atención de la violencia contra las mujeres. En total, 348 operadoras/es de la ruta de atención de la violencia (jueces, fiscales, personal policial, operadoras/es de servicios de salud, entre otros), fueron capacitados en la normativa de violencia contra las mujeres y la aplicación de protocolos de atención, logrando un incremento en la satisfacción de usuarias de los servicios apoyados y evaluados.

Igualmente, y con el objetivo de frenar la violencia y acoso político, se apoyó y fortaleció a mujeres concejalas del municipio de El Alto y mujeres autoridades de la Mancomunidad de Lima Norte para la incorporación del enfoque de género, derechos humanos, interculturalidad y desarrollo sostenible en su labor legislativa municipal y desempeño de su gestión. Asimismo, y orientado a la sensibilización del público general, se pusieron en marcha acciones comunicaciones en ambos países contra el acoso y la violencia política.

En Alianza por la Solidaridad continuamos trabajando para apoyar el proceso de capacitación y avance de las lideresas comunitarias, la juventud y autoridades mujeres en cargos políticos para el ejercicio de una vida libre de violencia hacia las mujeres, junto a instituciones socias y agentes de gobiernos locales que refuercen el trabajo con la población y con políticas públicas con la sociedad civil.

52476615_2824687581004128_3110161616339992576_n

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  822240336