El largo camino a recorrer por los Derechos de la Mujer en Haití

La mujer rural en Haití sigue sufriendo una alarmante situación de desigualdad. Pese a sostener la familia, los derechos de la mujer en Haití siguen sin ser respetados. Por esto, las mujeres haitianas alzan su voz juntas en la lucha contra esta situación insostenible. Alianza se une a esta lucha trabajando en la Región del Sudeste de Haití, una provincia que tiene como actividad principal la agricultura.

Escasa representación política que viola la constitución

Las mujeres demandan el cumplimiento de sus derechos políticos. El derecho sobre la participación política no es respetado y su presencia en la toma de decisiones en la comunidad es escasa. Según su constitución de 1987, la mujer debe estar representada un mínimo del 30% en instituciones parlamentarias. En la actualidad, tan solo un 2,7% de los puestos parlamentarios están ocupados por mujeres, los derechos de la mujer no son respetados. 

No debemos ceder en nuestros derechos ni tampoco quedarnos en el 30% de cuota ganada como representación de las mujeres, sobre todo que no signifique la representación de los puestos menos decisivos.

Las bajas cifras de escolarización evidencian la falta de inclusión

Las cifras de escolarización femenina en Haití son preocupantes: tan solo un 27% de niñas adolescentes acceden a la educación secundarias. Según datos de las Naciones Unidas, la cifra ha mejorado. Sin embargo, la media de escolarización de las niñas y adolescentes en Haití es de 4.3 frente a 6.6 para los niños. Una educación igualitaria desde la infancia es necesaria para conseguir el respeto por los derechos de la mujer .

Las cargas patriarcales que soportan niñas y adolescentes dentro de las familias les obligan a dejar la escuela. Desde Alianza incidimos en educar en el respeto en el hogar, para que las mujeres alcancen el desarrollo y dejen de tener miedo.

Derechos de la Mujer en Haití: el hogar como fuente de desigualdad

Según datos de Naciones Unidas en Haití, el 51.7% de jóvenes menores de 19 años se quedan embarazadas. Las consecuencias son catastróficas, continúa el ciclo de desigualdad. También destacan las altas cifras de mortalidad maternal. Para detener esto, ese necesario que las mujeres puedan decidir libremente sobre su cuerpo. Esto solo se podrá conseguir a través de la educación sexual y los métodos anticonceptivos, sin importar que nos de vergüenza sacar la conversación dentro del hogar. Igual de importante es la lucha por el aborto o la planificación familiar.

Datos de ONU Mujeres y CARE muestran como una de cada ocho mujeres declara haber sufrido violencia sexual. Un 45% se encuentran en pareja o casadas declara haber sido forzada por parte de su pareja actual. El 76% declara nunca haber buscado ayuda y un 54% jamás habérselo contado a nadie. La lucha de las mujeres trabaja por el derecho a decir NO a una vida íntima sin presión.

Necesidad de espacios seguros para mujeres en riesgo y víctimas de violencia de género

Es necesario conseguir una sociedad libre de violencia de género. Más de la mitad de las mujeres muestra preocupación ante la ausencia de espacios de intimidad seguros dentro del hogar y en su comunidad. Además, salir de la comunidad para ir a buscar recursos naturales, es un motivo de riesgo y preocupación para las mujeres rurales.

La buena noticia es que tímidamente los hombres también comienzan a integrarse e interesarse por éstas; ¡Qué gran logro en esta lucha ganar aliados para tanto cambio que está por llegar!

Desde Alianza en Haití continuamos trabajando para alcanzar una GRAN victoria en la Lucha por la Igualdad para conseguir que los derechos de la mujer sean respetados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  

915 98 62 90