Salir de la violencia de género es posible

En un ascensor, en unos de los países más igualitarios del mundo, una mujer es agredida por su novio. Humillada. Golpeada. Acosada. En el transcurso de la agresión 53 personas entran en el ascensor. Solo una interviene para ponerle fin a la violencia.

El país es Suecia y es el año 2014. La mujer y su pareja son actores. Pero las personas que entran en el ascensor son como tú o yo. Personas normales y corrientes. Son tu vecino, tu jefa, tu pareja. Son un reflejo de la sociedad en la que vivimos. Una sociedad que naturaliza e invisibiliza la violencia contra las mujeres. Que interpreta la violencia como un asunto privado, un asunto a resolver entre la pareja. No como lo que es, una violación de Derechos Humanos.

En Suecia, España, Bolivia, Guatemala, Palestina o Senegal las mujeres son blanco de una violencia sistemática, que es su forma más extrema – el feminicidio – acaba con sus vidas. Entre las mujeres de 15 a 44 años la violencia de género es una de las principales causas de muerte – por delante de la suma de las muertes provocadas por cáncer, malaria, accidentes de tráfico y guerras.

Historias de vida de mujeres sobrevivientes

“Soy una mujer fuerte, una mujer decidida. Sé a dónde quiero ir y cómo quiero ir, y con esta fortaleza que tengo puedo decir que soy una sobreviviente de violencia«, Esta frase la pronuncia Gabriela Ávila, una de las mujeres que participó en los procesos formativos sobre el derecho a una vida libre de violencias con nuestra socia local Gamma, en Cuenca, Ecuador. Una historia de lucha y superación que comparte con María del Carmen Vallejo, otra sobreviviente de violencia machista que coincide en que las mujeres tienen que luchar por sus derechos: «Si nosotras no los ejercemos, nadie nos los va a venir a dar”.

Alianza por la Solidaridad, apuesta a fortalecer las capacidades de las mujeres y sus conocimientos para que ellas ejerzan sus derechos y tomen sus decisiones de manera libre e informada. Este vídeo muestra este trabajo de sororidad en Ecuador por una vida libre de violencias:

También historias como las que cuentan mujeres bolivianas de El Alto que han plantado cara a la violencia. “He abierto las alas, he crecido, he madurado y he podido conocer la vida de otra forma”, nos dice Jenny Ramos. Primero fue atendida por un caso de violencia en nuestra socia Centro de Promoción de la Mujer Gregoria Apaza y luego participó en procesos de formación sobre Derechos Sexuales, Derechos Reproductivos y el Derecho a una Vida Libre de Violencia. Ahora es líder en su comunidad y estudia derecho en la universidad.

“Tengo a mis niños, tengo a mi mamá, me tengo YO que tengo la fuerza”, así de tajante se muestra también Filomena Guaraní, otra de las participantes del programa formativo con nuestra social local Wiñay. Hoy en día es Autoridad Local de Salud en su municipio.

Similar historia nos cuenta Auria Pamela, una mujer que primero fue atendida en los servicios de atención a casos de violencia que ofrece nuestra socia Gregoria Apaza, y luego fue invitada a participar en los procesos formativos sobre una vida libre de violencias. “Puedo estudiar y eso es lo mejor que me pasa, puedo seguirme superando. Nosotros no nos tenemos que agarrar de cadenas y decir he sufrido y volvernos abnegadas, ¡no! Tenemos que decir he sufrido y mira donde estoy ahora”.  Ahora se encuentra estudiando en la universidad y es líder en su comunidad.

En Perú, mujeres como Cecibil Hilasaka, también se rebelan contra la violencia estructural que sufren las mujeres por el simple hecho de ser mujeres. «Quiero que mis hijos formen familias democráticas y que no se repita lo que viví con una familia marcada por la violencia». Ella participó de procesos formativos llevados adelante por nuestra socia local Calandria.

Mirelina Códova, Rosa Urbano o Tarcila Benítez, también son protagonistas de estas historias de vida que pretenden inspirar a todas las mujeres en esta lucha común y global por sus derechos humanos.

¡Comparte estas experiencias y pon tu granito de arena para crear un mundo sin violencias!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  915 986 290