CETHYC: un espacio para las trabajadoras del hogar y cuidados en Madrid

Solo en la Comunidad de Madrid, hay 103.000 trabajadoras del hogar y cuidadoras, sin contar con las que trabajan en la economía sumergida. Desde julio de 2019 estas mujeres, cuyo papel es fundamental para la economía, tienen por fin un espacio de encuentro y empoderamiento.

Los domingos María se levanta a las 7:30 un poco más tarde que en la semana, y se prepara para ir al CETHYC a su clase de Tai-Chi o Danzaterapia dependiendo de lo que marque su calendario, prefiere llevar su desayuno y tomarlo en la cocina del Centro mientras aguarda a la profesora y sus compañeras de actividades “es el momento que espero toda la semana, mover el cuerpo es un ejercicio para mí, reír y charlar con mis amigas me hace olvidar el dolor de la cadera y las manos, me hace trabajar contenta al recordar este domingo”.

Abrimos oficialmente las puerta del CETHYC, Centro de Empoderamiento de Trabajadoras del Hogar y Cuidados, el 01 de Julio de 2019,con una subvención nominativa del Fondo de Reequilibrio Territorial y autorización de uso de espacio otorgado por la Junta Municipal del Distrito de Usera del Ayuntamiento de Madrid, un espacio ganado luego de mucho trabajo y esfuerzo de la Plataforma Grupo Turin – integrada por Asociaciones, Cooperativas y entidades que trabajan en pro de los derechos para este sector laboral -,   la asociación Servicio Doméstico Activo- SEDOAC coordina este espacio, y la Plataforma del Grupo Turín, de la que forma parte, brinda su apoyo para llevar a cabo tan grande labor para una asociación de trabajadoras del hogar con más de 10 años de trayectoria.

EL QUÉ, PARA Y POR QUÉ DEL CETHYC

El CETHYC encierra un: qué, para y por qué.

EL QUÉ

El Centro de Empoderamiento brinda información, desarrollo de sus capacidades de decisión en defensa de sus derechos y es a la vez un espacio para valorarse como trabajadora y persona, fortaleciendo un lazo socio-afectivo con otras compañeras del sector.

EL PARA

Históricamente invisibilizada, menospreciada y olvidada por todos los sectores de la sociedad y gobiernos de turno, por PRIMERA vez una Trabajadora de Hogar y Cuidados tiene un lugar que puede llamar suyo, en Madrid.

La Seguridad Social estima en 103.000 afiliadas en la Comunidad de Madrid, sin contar con las que trabajan en la economía sumergida, por lo que la necesidad del espacio era y es vital. Brinda asesoría específica para el Régimen Especial para Empleadas de Hogar que se lee bonito en la parte de “especial” pero que es todo lo contrario creando una desigualdad de derechos.

Reconocerse, valorarse y reivindicar como Sujeto Político la igualdad de condiciones laborales como Trabajadora es la tarea que se realizaba y se sigue realizando en el Centro.

EL POR QUÉ

Cuidar a la que Cuida no debería ser una quimera, debería ser el pilar fundamental de una sociedad que crece, así como es la salud y la educación. Las políticas de cuidado y bienestar de la población con regulaciones acordes a su especificidad tendrían que estar en primera línea para garantizar una vida de calidad para la población en general, algo que hoy no sucede.

SIGUIENDO EL RITMO

El Centro hoy día, sigue gracias al esfuerzo y dedicación de la Asociación Sedoac y de la Plataforma Grupo Turin, quedan sin apoyo económico para seguir ofreciendo los servicios de asesoría psicológica, en derecho y mejora de empleo. Pero lejos de tirar la toalla, apostamos por reforzar los lazos de trabajo y alianza con otras ONG`s, voluntariado y entidades afines.

La resiliencia que caracteriza a una trabajadora de hogar, que soporta horas de trabajo extenuantes, sobrecarga de trabajo, una mujer multitarea: pasear al perro, cocinar, planchar, limpiar cristales, limpiar un chalet, hacer la tarea con el niño y colocar el inyectable al abuelo, se ve en esta lucha por mantener en funcionamiento un Centro que ha llegado a ser el lugar de encuentro y cobijo que no reciben en otros lugares.

El reconocimiento a la labor que realizan las Trabajadoras de Hogar que sostienen con su trabajo el bienestar social y laboral de miles de familia, pasa por dotarlas de las herramientas para la mejora no solo laboral sino también como sujeto de derecho, empoderada y en defensa de su vida misma, libres de un título que comparten con los presidiarios “interna” y que entre paredes sostienen en pleno siglo XXI condiciones que recuerdan a una esclavitud.

Y que cuando hablemos de Empleo de Hogar y Cuidados, sea de las condiciones dignas y decentes que se merecen, lejos de la explotación y abuso. 

 

Edith Espinola, secretaria de SEDOAC

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  

681 393 971