Restez informés

Alliance pour l’alerte de la solidarité de la gravité de la situation humanitaire en Haïti

Mardi, 23 juillet 2019

DSC_0094

Casi la mitad de la población del país está subalimentada según datos de la FAO, mientras se dispara la inflación de productos básicos.

Alianza por la Solidaridad distribuye ayuda de emergencia ante la inseguridad alimentaria.

La ONG Alianza por la Solidaridad alerta de la gravísima situación humanitaria que se vive en Haití debido a la crisis política y económica en la que se encuentra sumido el país desde hace meses. Más de dos millones y medio de personas necesitan ayuda para mejorar su alimentación, mientras la moneda local, el gourda, está experimentando una inflación que impide el acceso a productos básicos. Según los últimos datos de la FAO, el 49,3% de los haitianos no reciben la nutrición suficiente.

La situación ha empeorado desde que comenzaron las protestas el pasado mes de mayo, cuando salió a la luz un informe que relaciona al actual presidente, Jovenel Moise, con un caso de corrupción con fondos de la compañía petrolífera venezolana Petrocaribe. Con el aumento de las movilizaciones sociales de rechazo y la represión, se ha incrementado la violencia callejera, hasta el punto de que muchos días resulta difícil salir de casa para hacer compras imprescindibles, según fuentes de personal de Alianza por la Solidaridad en el terreno.

Datos de Naciones Unidas indican que más de medio millón de personas en el país requieren ayuda humanitaria ‘urgente’, mientras la escalada de precios en alimentos de primera necesidad empeoran la situación día a día. Entre abril y junio, más de cinco millones de haitianos no han podido llevar alimentos a su mesa, informa la Dirección General de Protección Civil Europea y Operaciones de Ayuda Humanitaria (ECHO).

En este contexto, también se complica el trabajo de las organizaciones humanitarias que trabajan en Haití. La movilidad desde las ciudades a la zona rural tiene que realizarse con medidas de seguridad extremas para evitar asaltos, mientras que las cosechas sufren los efectos de sequías y huracanes, cada vez más virulentos por efecto del cambio climático.

Pese a las dificultades, Alianza por la Solidaridad ha iniciado la distribución de ayudas a pequeña escala, con un programa del Programa Mundial de Alimentos (PAM), en toda la zona sudeste y noreste. Gracias a este programa se está atendiendo a unas 2.000 familias, a las que se distribuye arroz, aceite, judías y dinero en efectivo, fundamentalmente para personas en más riesgo de desnutrición, como discapacitados o mujeres embarazadas. Además, gracias a un convenio con la Agencia Española de Cooperación al Desarrollo (AECID) también en el sudeste, se ha puesto en marcha otro programa destinado a 725 familias vulnerables en las que se reparte dinero por la realización de trabajos comunitarios, semillas, útiles agrícolas o formación.

Según el personal en el terreno, la situación es una ‘bomba de relojería’ que puede estallar en cualquier momento porque son recurrentes las huelgas de funcionarios que no cobran, como docentes, policías o agentes de protección civil.

Además, las fuerzas de paz de Naciones Unidas, la misión de apoyo a la justicia Minusjusth, acaba su estancia en Haití el próximo mes de octubre, cuando tienen previsto abandonar el país. Tras 14 años de presencia en el país, serán sustituidos por una oficina de apoyo a la buena gobernanza llamada ‘BINUH’, con un alto representante al frente. Su objetivo será ayudar en la convocatoria de elecciones, formación policial en derechos humanos o reforzamiento de la justicia, entre otras cuestiones.

Para Alianza por la Solidaridad, pese a que existen otros focos de emergencia humanitaria, es fundamental seguir apoyando a la población haitiana en la difícil situación que atraviesan. “La comunidad internacional no puede olvidar a Haití. Son casi 11 millones de personas en una situación crítica con riesgo de que aumente la violencia y las ayudas no están llegando en niveles aceptables”, señalan los representantes en el país.

En este sentido, cabe recordar que el plan para brindar asistencia de emergencia a más de 1.3 millones de personas vulnerables solo se financió al 16%, a fecha de comienzos de julio de 2019, con 20,6 millones de dólares conseguidos de los 126 millones necesarios.


Laisser un commentaire

Les plus vues de la semaine

Pérou discussion la dépénalisation de l'avortement en cas de viol

Actualmente, en el país, el aborto es legal solo en los casos en los que la vida...

Exigences pour un testament

Il y a certaines exigences formelles qui accompagnent chacun des types de tests...

Action humanitaire

Nuestras líneas de trabajo Asistencia a refugiadas sirias en Jordania El 86% d...

Droits de femmes

Nuestras líneas de trabajo Los derechos humanos empiezan desde nuestros cuerpos...

Últimas noticias

Maricel Sandoval Solarte a 29 ans et a 15 lutte pour les droits de son peuple sur la Colombie Cauca. Depuis, il conçu...

Alliance pour la solidarité pense que la façon de lutter plus efficacement contre les inégalités et à assurer le de...

 Más noticias
L’Alliance de solidarité utilise des cookies tierces afin de personnaliser le contenu, améliorer l’expérience utilisateur, offrent des fonctions de médias sociaux et analyser le trafic et propres. En outre, nous partageons des informations sur l’utilisation de ce site Web avec les partenaires d’analytique web, publicité et médias sociaux. De poursuivre votre recherche vous devez accepter notre Politique de cookies
Je n’accepte pas    J’accepte
Empresas rentables pero responsables con los recursos
Aliadas
Únete, haz voluntariado
Visita nuestra Tienda Solidaria