COP26 sin compromisos claros

COP26, sin compromisos claros, acciones ilusorias y eternamente aplazadas

Los borradores de documentos que se negocian, hasta el último momento, en la COP26 están muy por debajo de la acción y los compromisos que, según la ciencia, son imprescindibles para limitar el calentamiento global a 1,5º antes de final de este siglo y lograr la justicia climática para a las comunidades que están sufriendo en primera línea del cambio climático. Lo hay sobre la mesa de negociación en la Cumbre del Clima de Glasgow supone un parón, cuando no un paso atrás en decisiones que ya se habían tomado en encuentros anteriores.

Una COP26 sin compromisos claros

Los borradores de las negociaciones en marcha sólo demuestran que los líderes políticos del mundo están fallando y que sus discursos están muy lejos de las decisiones y acciones urgentes que deberían estar tomando ya para afrontar el enorme desafío al que se enfrenta la humanidad. Todo indica que la COP26, de nuevo, se va a tener que alargar durante el fin de semana a falta de un acuerdo consensuado de mínimos que no aboquen a su fracaso total.

Es inadmisible que los 100.000 millones de dólares, prometidos en 2009 para que fueran realidad en 2020, destinados a la mitigación y adaptación al cambio climático, no sólo no se hayan conseguido, sino que ahora se aplacen ahora para el año 2023, por más que se ‘inste’ a los países a incrementar su apoyo y que algunos países hayan hecho anuncios muy publicitados de sus futuras aportaciones. España ha prometido aumentar un 50% sus aportes hasta alcanzar los 1.350 millones a partir de 2025.

Isabel Iparraguirre, coordinadora de Transición Ecológica, en Alianza por la Solidaridad-ActionAid ha señalado: “Es muy frustrante ver cómo están dejando escapar la oportunidad de tomar decisiones que realmente cambien el rumbo hacia un mundo en el que los negocios y los beneficios no sean los que marquen el futuro, sino la sostenibilidad ambiental y los derechos humanos. Los políticos han hecho suyo el lenguaje activista en sus discursos, pero no en sus acciones”.

Sin daños y pérdidas

A pesar de que era un compromiso en esta COP26, de la financiación de las pérdidas y daños que ya se generan en el Sur Global, poco o nada se ha conseguido concretar en esta Cumbre, dejando solas a los millones de personas que se ven obligadas a recuperar sus vidas después de los desastres climáticos. El proyecto de texto tan sólo hace una referencia a las pérdidas y daños, y a la devastación que ya está causando la crisis climática. Si bien este reconocimiento de urgencia no va acompañado de un compromiso de crear un nuevo mecanismo para ayudar a las comunidades que están siendo destrozadas por los desastres climáticos.

Tras más de 10 días de negociaciones, tampoco se vislumbran las medidas reales que el mundo necesita para limitar el calentamiento a 1,5°C, cuando ni siquiera hay un compromiso general para dejar de financiar los combustibles fósiles, que aunque por primera vez se menciona en el borrador de la declaración final que se ha dado a conocer esta semana, no se ha recogido como se va a hacer y qué medidas concretas se van a llevar a cabo. Si se ha firmado un acuerdo por unos pocos países entre los que, por cierto, no se encuentra España.

Aún subvenciones a los combustibles fósiles

Por otro lado, las referencias en el borrador actual sobre combustibles fósiles y subvenciones deben incluir todos los combustibles fósiles, y no solo el carbón, reconociendo la equidad al exigir más de los mayores contaminadores. En este sentido, la suposición de que los objetivos climáticos ‘cero neto’ son necesarios y suficientes para lograr el objetivo de 1,5 ° C es peligrosa, sobre todo cuando se basan en un mercado de compensaciones de emisiones carbono que no suponen un ‘cero real’ de reducción de las emisiones de CO2 y metano o una transformación real en nuestros modelos de producción y consumo. En realidad, los objetivos ‘cero neto’ para 2050 anunciados disfrazan la inacción climática porque las cuentas no cuadran y la elección es: limitar la subida de la temperatura a 1,5ºC o elegir ese ‘cero neto’ ilusorio. Ambos no son posible.

El texto más reciente acordado a pocas horas del fin de la Cumbre Climática se produce después de la publicación del informe realizado por el Climate Action Tracker, en el que revela que el mundo se dirige hacia al menos 2,4 °C de calentamiento debido a objetivos netos cero vacíos de contenido.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  

915 98 62 90