cartel no hay amor sin justicia

Sólo un 29% de los habitantes del planeta tiene protección social frente a catástrofes ambientales

Un estudio de Alianza por la Solidaridad-Action Aid revela la total desprotección de 4.000 millones de personas en el mundo frente a las catástrofes ambientales. 

Desde Alianza por la Solidaridad-Action Aid hacemos un llamamiento para tomar medidas urgentes contra la desprotección social a la que se enfrenta gran parte de la humanidad, en un momento en el que la pandemia del COVID-19 se cruza con la emergencia climática global. Tan sólo el 29% de la población del planeta está cubierta totalmente frente al impacto del cambio climático. El 45% tiene al menos un tipo de protección social, mientras que 4.000 millones de personas no tienen acceso a ningún tipo de protección en un momento en el que el mundo se enfrenta a crecientes impactos, con cuantiosos daños y pérdidas, debido al calentamiento global.

El informe elaborado por Action Aid y la Fundación Rosa Luxemburgo, titulado  “Evitando la espiral de la pobreza climática”, analiza cómo la protección social tiene un papel crucial que desempeñar para proteger a las comunidades, las economías y, especialmente, a las mujeres de los impactos climáticos catastróficos, dado que permite disponer de herramientas para abordar las pérdidas y los daños provocados por la calentamiento global, a la vez que fortalece su resiliencia y promueve los Objetivos de Desarrollo Sostenible y los derechos humanos.

En demanda de la imprescindible justicia climática, lanzamos el pasado mes de noviembre a nivel mundial la campaña “Walk for Survival”, que culmina este viernes, día 12, con un acto cultural en el que participarán artistas y activistas de los cinco continentes.

 

Protección social contra el cambio climático

La protección social es fundamental para abordar una gran variedad de violaciones de derechos humanos relacionadas con escenarios de daños causados por el cambio climático, como son la inseguridad alimentaria por la pérdida de cosechas o la reducción en la captura de peces; la destrucción de viviendas; la desaparición de medios de vida por desastres repentinos (huracanes, inundaciones, tifones, etcétera) y cambios de evolución lenta (sequía, cambio de ciclos de lluvia…); desplazamientos de personas,  entre otros.

Entre las herramientas de protección social que son necesarias figuran las transferencias de fondos en efectivo y de alimentos en situaciones extremas, protección de precios mínimos para los cultivos, ayudas al empleo, comidas escolares, apoyo para la vivienda, etcétera.  Todas ellas deben utilizarse estratégicamente para ayudar a las familias y comunidades de los países en desarrollo para afrontar las pérdidas y los daños provocados por un cambio climático cuyas causas están en los países desarrollados.

La protección social debe ser responsabilidad  de los gobiernos de los países, pero para ello requieren de ayuda por parte de la comunidad internacional. Denuncia que, sin embargo, se ha apostado más por la contratación de seguros privados frente a catástrofes climáticas por parte de los afectados que por una protección social pública, que sería mucho más justa porque no dependería, en gran medida, de acciones puntuales de cooperación internacional.

Para la organización, las medidas de protección social, que pueden evitar el aumento de la pobreza, deben financiarse a través de fondos internacionales, como el Mecanismo Internacional de Varsovia sobre Pérdidas y Daños (WIM) o el Fondo Verde del Clima,  alivio de la deuda externa de los países más afectados y la instauración de impuestos progresivos que impliquen un mejor reparto de la riqueza.

Cierre de la campaña En marcha por la supervivencia

Precisamente para poner el foco en los impactos climáticos y la imprescindible transición justa hacia un sistema más sostenible, a finales del pasado año desde todas la organizaciones de Action Aid en el mundo se lanzó la mencionada campaña internacional Walk for Survival, en la que han participado caminando más de 4.000 personas de 44 países y se han recorrido 76. 290 km. En España, cientos de personas se sumaron a la iniciativa, recorriendo en total unos 3.000 kilómetros.

Como colofón a esta campaña, este próximo viernes, día 12 de febrero, tendrá lugar una celebración online con participantes de todo el mundo, que compartirán dos horas de música, arte y entretenimiento con representantes de todos los países que han participado en esta marcha global. Se han programado actuaciones de baile, poesía, arte y diferentes estilos de música desde lugares tan distantes como Haití, Vietnam, Brasil, Sierra Leona, Bangladesh, Australia, Italia y España, entre otros, un acto que aunará su carácter festivo con la reivindicación y la solidaridad con los 4.000 millones de personas que están desprotegidos frente a la emergencia climática.

Desde España contaremos con la presencia de la ilustradora Marta Piedra, que realizará una obra suya en directo relacionada con la justicia climática, y Javier Peña, fundador de la Plataforma Hope en Pie del Planeta, que ya realizó un vídeo sobre la campaña con más de 455.000 visualizaciones.

El evento tendrá lugar el viernes a través de Zoom de 13 a 15 horas. Inscríbete aquí 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  

915 98 62 90