La lucha contra el ‘bullying’ en Bolivia sale a la calle

Un 50% de los y las estudiantes en Bolivia participa de actos de acoso escolar, ya sea como víctimas, como agresores o como espectadores. Rolando Villena, Defensor del Pueblo en el país latinoamericano, aprovechó el pasado 9 de junio, declarado como “Día de la movilización plurinacional para la erradicación de toda forma de violencia en las unidades educativas”, para dar a conocer estos datos, recogidos en un estudio que ha realizado esta institución. Frente esta violencia, más de 300 jóvenes de 20 escuelas del municipio de El Alto, cercano a la capital, se manifestaron con el lema: “El Alto, movilizado para la erradicación de toda forma de violencia en las unidades educativas”.

De acuerdo a los testimonios recogidos entre unos 120  estudiantes de la ciudad  de  El Alto, entre las formas de violencia más habituales en las escuelas bolivianas se encuentran el bullying, que es la violencia  psicológica y física por parte de profesores y compañeros, el acoso y la violencia sexual hacia estudiantes, los noviazgos  violentos y la discriminación.

Uno de los casos denunciados en El Alto, fue el de dos maestros, condenados el pasado mes de mayoa detención domiciliaria por un delito de discriminación contra uno de sus estudiantes. El alumno les denunció después de sufrir violencia desde el año 2012 por parte de ambos profesores y otros alumnos. Es el primer caso en Bolivia que llega a instancias judiciales. Bolivia aún no se cuenta con una normativa específica que sancione el bullying.

Las calles de la ciudad alteña se vieron ocupadas por los jóvenes con pancartas con mensajes en contra de la violencia como; “La violencia destruye lo mejor de la vida”, “No puedo hablar porque estoy amenazada”, “La educación es la vacuna contra la violencia” y “Reacciona no te calles”,  entre otros. El objetivo era sensibilizar a la población sobre las diversas formas de violencia que sufren en las aulas.

Esta manifestación, que llamó la atención de los y las ciudadanas que transitaban por las calles de la ciudad boliviana, fue coordinada con el Gobierno Autónomo Municipal de El Alto y el Centro de Promoción de la Mujer Gregoria Apaza, socia de  Alianza por la Solidaridad. Alianza apoya estas acciones ciudadanas en contra de la violencia junto a Gregoria Apaza, que forma a la juventud de El Alto sobre su derecho a una vida libre de violencia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  

681 393 971