Alianza por la solidaridad evalúa los daños del huracán Matthew en el sudeste de Haití

El equipo de Alianza por la Solidaridad en Haití evalúa los daños provocados por el huracán Matthew a su paso por la isla La Española, causando al menos 11 muertos en Haití y República Dominicana, el desplazamiento de miles de personas, deslizamientos de tierras, fuertes inundaciones y grandes pérdidas económicas. Unas consecuencias que agravan la ya precaria situación de una población golpeada por los desastres naturales, el cambio climático y la pobreza.

La peor parte del paso de este huracán de categoría 4, el más fuerte en la zona durante la última década, se ha sentido en el suroeste de Haití, aunque todo el país ha sufrido un impacto del que tardará en recuperarse dadas las malas condiciones de habitabilidad que tiene el 90 % de su población, con viviendas muy precarias, muchas construidas de tablas de madera, cartones y uralitas, o sin cimientos, que no soportan estas catástrofes naturales.

Alianza trabaja en el departamento del Sudeste, donde debido a los problemas de comunicación, aún no se tiene constancia de todos los daños ocasionados por las fuertes lluvias y el viento, que llegó a alcanzar los 220 kilómetros por hora. Se sabe que en todas las comunidades donde está presente, funcionó el sistema de alerta temprana y la coordinación para emergencias puestos en marcha dentro del proyecto europeo DIPECHO, cuyo objetivo en los últimos años ha sido mejorar la capacidad de respuesta de la población y las instituciones ante desastres como el Matthew, en un área muy vulnerable, como es la zona de la frontera.

Haití es un país deforestado en un 98% de su territorio, que en los dos últimos años ha sufrido una fuerte sequía que provocó un gran desplazamiento del campo a la capital, donde crecen los asentamientos precarios, a los que se suman las tiendas de campaña de las decenas de miles de personas que se quedaron sin hogar en el terremoto de 2010. Ya antes de Matthew, más de cuatro millones de personas sufrían inseguridad alimentaria, según agencias internacionales. Además, sigue presente el cólera. Sólo en este año se han registrado 27.000 casos, que pueden verse ahora incrementados por la falta de acceso a agua potable.

Ayer mismo, el representante en Haití de Naciones Unidas señaló que Matthew ha generado “una enorme crisis humanitaria” en el país y algunos gobiernos ya están enviado ayuda para los damnificados. Los daños en los cultivos, en plena temporada de lluvias, han sido catastróficos y ponen en riesgo el futuro alimentario de la población.

El proyecto DIPECHO de Alianza en el país sensibiliza a la población sobre cómo protegerse de huracanes, ciclones, seísmos o paliar los efectos de la sequía. En muchas ocasiones, aumenta el número de víctimas porque las familias se niegan a abandonar sus viviendas para ir a los albergues por el temor a ser desvalijados.

Alianza está presente en Haití desde 2006, donde desarrolla intervenciones de carácter humanitario y de prevención de riesgos, con especial énfasis en el fortalecimiento de la sociedad civil, la equidad de género y el impulso de medidas de protección y recuperación del medioambiente, así como mejorando las capacidades de las principales instituciones del Estado en el ámbito local.

¡Colabora con nuestro trabajo en Haití!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  915 986 290