Alianza por la Solidaridad se une a la manifestación del 27F por los derechos de las personas refugiadas

Alianza por la Solidaridad, en vísperas del quinto aniversario del conflicto en Siria, denuncia la situación catastrófica de la población civil es catastrófica y se suma a las movilizaciones convocadas en el mundo en defensa de los derechos de los refugiados el próximo 27 de febrero.

Alianza considera que la respuesta europea para atender a la población desplazada dentro de Siria y a la población refugiada en Oriente Medio, con la que trabaja desde el inicio del conflicto, sigue siendo insuficiente. En este sentido, recuerda que en 2015 de los 7.600 millones de euros comprometidos por la comunidad internacional para Siria no se han cubierto un 40%.

La situación de Siria es la peor crisis humanitaria de los últimos años. Más de 11 millones de personas que han tenido que abandonar sus hogares y más de cuatro millones su país. Cuatro de cada cinco son mujeres y menores de edad.

Alianza trabaja en Oriente Medio desde hace mas de 15 años con población refugiada palestina en asentamientos y campos de refugiad@s y desde el estallido de la guerra en Siria ha focalizado su atención en las mujeres desplazadas y refugiadas sirias en países limítrofes. En estas zonas, se enfrentan a desafíos como el acceso a residencia legal, registro, empleo (muy restringido en países limítrofes) y tasas de pobreza que están creciendo a niveles que no tienen precedentes. Además, las rutas seguras a Europa son limitadas y aumentan las personas refugiadas que están agotando sus ahorros y endeudándose, exponiéndose a la explotación infantil, el matrimonio temprano o la prostitución para sobrevivir. Quienes no encuentran alternativa, se ven obligados a regresar a Siria, donde su vida corre peligro.

A falta de una solución política al conflicto viable, el número de refugiad@s que hoy necesitan de la ayuda humanitaria asciende a 13,5 millones en Oriente Medio, donde se están generando serias consecuencias sociales en países de acogida colindantes (Turquía, Líbano y Jordania). La imposibilidad de la Unión Europea de dar una respuesta acorde con sus medios a la crisis de refigiad@s empeora la situación.

Para Alianza, son enormemente preocupantes las condiciones de la población refugiada en Líbano y Jordania. En este último país (con 628.887 refugiad@s registrad@s), el 85% vive fuera de los campos de refugiados y más del 80% por debajo umbral de la pobreza.

Alianza ha detectado como, desde que estalló la guerra, mujeres y niñas sirias son vulnerables a la violencia de género, a la que están más expuestas tanto en Siria como en sus comunidades de acogida. Una de cada tres sufre o ha sufrido este tipo de violencia, según una investigación de Alianza. Además, el desplazamiento y el conflicto ha aumentado el número de matrimonios precoces o forzados (casi la mitad de refugiadas se ha casado antes de los 18 años). En Jordania, en una de cada tres bodas de refugiad@s la novia es menor de edad. Es una violencia que se considera un problema privado y en la que rige la cultura del silencio, que genera la su vez la cultura de la impunidad.

La responsabilidad de Europa

Para Alianza, es necesario un mayor compromiso de los gobiernos Europeos con los fondos para atender las necesidades inmediatas y a medio plazo de las personas afectadas por la crisis siria, pero también para presionar a las partes y que protejan a la población civil y respeten el Derecho Internacional. Además, dentro de Europa, España tiene un rol clave que jugar como miembro de la UE y correlator del dossier humanitario en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

En Alianza, recordamos que es urgente que la Unión Europea y España:

  1. Condenen los ataques indiscriminados a civiles e infraestructuras y presione a las partes enfrentadas a cumplir con el Derechos Internacional en Siria.
  1. Condenen las tácticas de asedio a los refugiad@s y ponga fin a las trabas al acceso de ayuda humanitaria, como piden las resoluciones de la ONU (UNSCR 2139, UNSCR 2165, UNSCR 2191, UNSCR 2258) y el Derecho Internacional Humanitario.
  1. Aporten suficientes fondos plurianuales que aseguren la cobertura de los llamamientos de Naciones Unidas e incluyan, de manera específica, el apoyo a las ONG de los países de acogida.
  1. Mejoren la protección a las personas refugiadas,incrementando la entrada segura a terceros países y las opciones para su asentamiento (al menos, del 10% del total) y para la regularización de su residencia legal y su registro.
  1. Garanticen mecanismos adecuados de protección frente a la explotación sexual y cualquier forma de violencia sexual y basada en género.
  1. Cumplan los acuerdos asumidos en materia de acogida y garanticen la seguridad de las personas y organizaciones que apoyan a la población refugiada que llega a Europa.
  1. Combatan activamente los discursos xenófobos y racistas en Europa.
  1. Apoyen significativamente la financiación del Plan Regional de Refugio y Residencia de la ONU (2016-2017) e incrementen la que reciben organizaciones de mujeres y servicios para la infancia.
  1. Redoblen los esfuerzos para construir un proceso de paz inclusivo para hombres y mujeres.

Para reclamar todas estas acciones nos adherimos a la  convocatoria a favor de los derechos de l@s refugiad@s.

¡Os animamos a tod@s a participar en ella también!

Más información

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  822240336