Bolivia espera fallo sobre despenalización del aborto

Estos artículos penalizan la práctica del aborto en el país salvo en embarazos que son producto de violación, estupro, rapto no seguido de matrimonio, incesto o cuando la vida de la madre está en riesgo, casos en los que se hace efectivo con previo permiso judicial. En este contexto, las cifras en el país hablan de que cada año abortan entre 50.000 y 60.000 mujeres en condiciones inseguras y gracias a este tipo de prácticas el aborto es la tercera causa de  mortalidad materna que se calcula llega a un 17%.

Feministas, organizaciones de mujeres y activistas por los derechos humanos en Bolivia, vienen planteando, hace más de veinte años, la necesidad de revisar esta legislación y las normas que penalizan el aborto. De esta manera, éste es un momento importante no sólo porque la opinión pública está siguiendo la discusión política sobre el derecho a decidir de las mujeres, sino también porque a la par existe un contexto regional con el debate puesto en mesa. Uruguay por ejemplo, apostó a la despenalización desde diciembre de 2012 y por otro lado, el Consenso de Montevideo, firmado por delegaciones de Latinoamérica y El Caribe presentes en la I Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo de América Latina y el Caribe en el mes de agosto, instó a los estados tomar medidas para “avanzar en la modificación de leyes y políticas públicas sobre la interrupción voluntaria del embarazo para salvaguardar la vida y la salud de mujeres y adolescentes”.

El mes de julio el TCP se pronunció por primera vez informando que, al no haber un consenso  entre magistrados, se decidió volver al inicio del proceso pidiendo opiniones argumentadas a la Diputada Mancilla y aceptando audiencias de las organizaciones y partes interesadas en el tema. Casi desde ese momento, los medios de comunicación y redes sociales se inundaron de declaraciones de diferentes iglesias y de los grupos auto denominados ‘Pro Vida’.

A cinco meses de haber sido presentado el recurso, las repercusiones han crecido, llegando incluso a polarizarse las posiciones existentes al interior del gobierno. Ministros, ministras, asambleístas y otros funcionarios del estado han hecho declaraciones en medios a favor de la despenalización pero, gracias a la presión existente de los sectores más conservadores, se ha logrado que la cúpula del partido gobernante pida no tocar más el tema de cara a los comicios presidenciales de noviembre del 2014. Por otro lado, organizaciones de mujeres, muchas de ellas reunidas en la Mesa Nacional de Derechos Sexuales y Reproductivos, han planificado acciones importantes que han permitido no solamente que el debate continúe en los medios, sino que también se difunda información clara sobre la problemática en todo el país.

Frente a los discursos radicales en contra con marchas que han convocado hasta a niños, niñas y adolescentes de unidades educativas  católicas y evangélicas, la presencia en los medios es casi diaria e iniciativas como las de difundir spots –¡Piénselo Bien!-(también con subtítulos en inglés), producir material con datos actuales, enviar cartas personales e institucionales al TCP, compartir argumentos con diferentes organizaciones y alzar la voz en las calles en contra de los fundamentalismos religiosos, aportan a que el debate continúe.

Queda aún un largo tramo por recorrer. El TCP tiene plazo hasta el mes de octubre para emitir su fallo, y aunque el mismo sea negativo quedan mayores retos para los movimientos de mujeres en el país, entre ellos insistir sobre los necesarios cambios en la normativa y tratar de visibilizar  las voces de miles de mujeres que piden la despenalización del aborto en el ámbito legal y social. Cada día de espera al fallo del TCP en Bolivia, 185 mujeres practicándose abortos inseguros.

Aquí puedes ver todos los videos ‘Piénselo bien. 3 preguntas sobre el aborto en area andina‘, en español y con subtítulos en inglés.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  

681 393 971