Colombia hace historia al incorporar a las mujeres en la construcción de la paz

El proceso de paz entre el gobierno colombiano y las FARC-EP ha vivido otro momento histórico este pasado domingo al anunciar que implementarán una política de género para promover que las mujeres y las personas LGTBI tengan las mismas oportunidades en un país sin conflicto. Este hecho es de especial importancia porque reconoce las circunstancias propias de las mujeres y propone acciones concretas para erradicar las condiciones que impiden su desarrollo y el ejercicio de sus libertades. Además, es la primera vez en la historia que se incluye el enfoque de género en un acuerdo de este tipo.

«Es inédita la inclusión de un enfoque de género en acuerdos de paz», resaltó María Riveros, plenipotenciaria del Gobierno en la Mesa de Conversaciones, celebrando la iniciativa.

Por su parte, Humberto de la Calle, integrante del equipo de negociadores del Gobierno, reconoció: «El resultado del trabajo de la Subcomisión de Género es una innovación en los acuerdos de paz en el mundo».

Este hito ha sido posible gracias al trabajo de esta mencionada subcomisión, grupo creado en 2014 tras una larga lucha de mujeres de diferentes ámbitos que se indignaron tras conocer que la mesa de conversaciones de La Habana solo tendría presencia masculina. Este grupo, compuesto por mujeres y hombres de cada una de las partes negociadoras, ha sido el responsable de revisar e incluir el enfoque de género en los siguientes puntos:

  • Reforma rural. Se incorporan medidas que tengan en cuenta las necesidades específicas de las mujeres campesinas y se promoverá la participación de las mujeres en instancias donde se regula el uso de la tierra.
  • Participación política. Sobre esto, se introducen medidas para facilitar el derecho de participación de las mujeres en instituciones de todo nivel y se protege especialmente a las defensoras de derechos humanos y lideresas sociales.
  • Solución al problema de las drogas ilícitas. En este caso, se prevén medidas de atención para aquellas mujeres que se acojan a los planes voluntarios de sustitución de cultivos de uso ilícito y se tendrá en cuenta la relación entre el consumo de este tipo de sustancias y la violencia de género.
  • Víctimas. En este punto, se creará un equipo de investigación especial para casos de violencia sexual.

Desde Alianza por la Solidaridad defendemos la construcción de una sociedad en paz en Colombia, pero para ello es esencial cerrar las brechas de la desigualdad de género que siguen existiendo en la realidad colombiana. Por ello, celebramos este hecho histórico como un paso adelante en el camino hacia esa meta.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  822240336