Conoce las historias de personas beneficiadas por Alianza y la Unión Europea en Colombia

Alexander y Katherin son dos de las muchas personas beneficiadas por el proyecto Vouchers llevado a cabo por Alianza por la Solidaridad en Buenaventura (Colombia) y financiado por el Servicio de Ayuda Humanitaria y Protección Civil (ECHO) de la Comisión Europea. A través de sus testimonios y su historia conocemos el trabajo que este proyecto desempeña en esta región, castigada por la violencia.

Katherin

“Cada bono de alimentos que llega a las manos de cada una de las personas que somos víctimas y que estamos viviendo ese flagelo tan terrible que es la violencia por causa del conflicto armado, para nosotros, eso es un tesoro, una gran ayuda.”

comillasSoy Katherin Ocoró, tengo de 32 años, y soy una víctima de la violencia. En el año 2015 mi familia y yo fuimos víctimas de un hecho de violencia que nos marcó demasiado. Nos desplazamos porque intentaron asesinarnos. Nos tocó abandonar todo, perdimos todo, salimos de ese lugar y encontramos refugio en un albergue de un familiar. Estando en este albergue, mi hijo de 6 años empezó a desarrollar ciertas enfermedades: salió positivo por intoxicación de monóxido de carbono porque la vivienda donde nos albergamos queda a orillas de una vía donde transita transporte de carga. A causa de ello, mi hijo empezó a tener problemas delicados de salud, estuvo en dos ocasiones en coma y en lo recorrido de este año 2016 ha ingresado dos veces en la unidad de cuidados intensivos.

Estando es esta situación tan difícil con la que me encontraba muy desesperada, fue cuando llegué a Alianza por la Solidaridad en busca de ayuda y ellos me pudieron apoyar en el momento que más lo necesitaba con los bonos de alimentos. Fue una bendición para mi hogar, para mi esposo, mi hijo enfermo y mi niña de 2 años, ya que pudimos suplir necesidad de alimentos.

La ayuda psicológica que me brindaron también me ayudó mucho, porque en medio de la tormenta pude alcanzar una calma, poder pensar con la cabeza tranquila, poder tener la tranquilidad que necesitaba para afrontar esa situación tan difícil que se me venía encima con mi familia.

A causa de que mi hijo enfermara gravemente, tuvimos que desplazarnos de 5 a 6 veces al mes a la ciudad de Cali-Valle del Cauca, donde están los centros médicos especializados para tratar la enfermedad de mi hijo. Además, todo corría por nuestra cuenta. Pero gracias a la atención jurídica recibida en Alianza, pudimos interponer una acción de tutela, la cual ganamos y ahora la entidad promotora de salud a la cual estamos afiliados en el régimen subsidiado, nos da todo lo que es viáticos y transporte para viajar con mi hijo a recibir las atenciones y tratamientos médicos.

Para mí, Alianza por la Solidaridad fue un socorro, llegó cuando más lo necesitaba y aun cuando ya ha pasado un año del hecho victimizante, en el momento en que nuevamente llego a tocar las puertas de Alianza, siempre están prestos para ayudarme y atenderme. Estoy muy agradecida por la ayuda que nos han dado y decirles que así como esa mano amiga se extendió para mí y para mi familia, cada día se pueda extender a muchas más víctimas que también lo necesitan.

Alexander Escobar

alexander“Hace 8 meses presencié un homicidio de un joven del barrio. Por ello recibí amenazas del Grupo Armado Ilegal y me tocó desplazarme de donde vivía”

comillas
Soy Alexander Escobar y tengo 45 años. Hace 8 meses, en el sector donde vivía, presencié un homicidio de un joven del barrio. Por ello recibí amenazas del Grupo Armado Ilegal y me tocó desplazarme de donde vivía a otro barrio. Me tocó pasar por muchas necesidades: perdí mi trabajo, perdí parte de mis cosas del hogar donde estaba… Me fui a vivir donde una tía que nos acogió a mí, a mi esposa y a mis dos hijas.

Por medio de un amigo conocí el programa de Alianza por la Solidaridad. Me acerqué a ellos, y gracias a la organización he obtenido unos beneficios los cuales me han servido mucho tanto a mí como a mi esposa y mis hijas. Con la ayuda que me han dado he logrado salir adelante. Las charlas que he recibido me han servido mucho: he aprendido a valorarme a mí mismo y cómo a superar el miedo que me causó y el trauma que le causó en cierta forma a mi familia. Cada vez que salgo de las charlas, llego a casa y mi esposa me pregunta: “¿cómo le fue?, ¿qué hablaron?”, y yo le comento a ella y mis hijas lo aprendido.

Con los bonos de alimentos que Alianza por la Solidaridad nos ha entregado estamos sobreviviendo, ha sido de gran ayuda; espero que el programa siga y continúen ayudando a muchas más personas, porque es una oportunidad que se tiene para sobreponerse a lo ocurrido y seguir adelante.


eu_flag_ha_cp_colour_2016_es

Este documento abarca las actividades de ayuda humanitaria ejecutadas con la ayuda financiera de la Unión Europea. Las opiniones expresadas en este documento no deben interpretarse de ninguna manera para reflejar la opinión oficial de la Unión Europea, y la Comisión Europea no se hace responsable del uso que pueda hacerse de la información que contiene.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  

681 393 971