CSW62: ENCUENTRO DE NACIONES UNIDAS SOBRE IGUALDAD Y EMPODERAMIENTO DE LAS MUJERES

Nuestra compañera, Elena Alfageme, en representación de Alianza por la Solidaridad, ha acudido al encuentro de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW62) de Naciones Unidas que reúne en Nueva York a representantes de gobiernos, instituciones y organizaciones

con el empoderamiento de las mujeres de todos los ámbitos y países. Con un protagonismo especial en el papel de las mujeres rurales e indígenas, Alianza por la Solidaridad ha promovido la participación de las mujeres indígenas en este espacio, asistiendo con la dirigente Clementina Garnica, de la Confederación de Mujeres Indígenas de Bolivia Bartolina Sisa, y destacando la situación de persecución y criminalización que sufren muchas lideresas en sus territorios cuando se enfrentan al expolio de sus recursos naturales, así como las vulneraciones de los derechos sexuales y reproductivos, donde el Cáncer de Cuello uterino y los abortos inseguros representan las primeras causas de mortalidad en América Latina. Los abortos inseguros causan la muerte de 47.000 mujeres al año, 24% en América Latina, en un mundo donde más de un millón de menores de 15 años dan a luz en ese mismo periodo.

Dentro de la CSW62, miles de mujeres de todo el mundo se reúnen desde el pasado 12 de marzo y hasta el próximo viernes 23 de marzo para discutir, analizar y conocer de primera mano los avances de la situación de las mujeres.

En los primeros días del encuentro, los temas más conflictivos, que demuestran el desacuerdo a nivel internacional, han sido los relacionados con la agenda más progresista, ante las resistencias entre los Estados a su consecución de determinados derechos de las mujeres, en concreto, el respeto e inclusión de colectivos e identidades de género y orientación sexual diversa, que son perseguidos en muchas partes del mundo; la necesidad de adoptar programas públicos de educación sexual integral; los derechos sexuales y reproductivos, en especial en lo referente a la necesaria despenalización del aborto; y la dramática situación que viven las mujeres defensoras de derechos humanos, y más específicamente de derechos medioambientales, tanto en sus territorios como en el ejercicio de sus liderazgos políticos.

Cabe recordar que, en el transcurso de este foro, ha sido asesinada en su ciudad la defensora de derechos humanos afrobrasileña y concejala de d5ddab91-e7a7-4a75-86d0-adc5e3eac4d6Río de Janeiro, Marielle Franco, que había denunciado repetidamente la creciente militarización en las favelas y las desigualdades en que vive la población afro en Brasil que constituye más del 50% del país. En Nueva York, el pasado viernes se hizo una concentración para denunciar su asesinato, y además ese mismo día hubo una manifestación para apoyar a defensoras y defensores de derechos humanos en Filipinas, acusados por el gobierno de Duterte por su activismo en apoyo de comunidades rurales e indígenas filipinas.

 

Vemos dificultades entre los gobiernos para hablar de estas manifestaciones de violencias contra defensores/as de derechos humanos y medioambientales, así como para hablar de acceso a abortos seguros, libres y gratuitos, sin los cuales no podemos garantizar realmente a las niñas y mujeres de todas las edades una vida libre de violencias”, señala Elena Alfageme, representante de Alianza por la Solidaridad en la CSW62, y coordinadora de los proyectos de la organización en Bolivia.

En el marco de la CSW62 de Naciones Unidas, el Gobierno de España ha presentado ante Naciones Unidas como prioridad la iniciativa del Pacto de Estado contra la Violencia de género, fruto de la creciente presión de los movimientos y organizaciones feministas en los últimos años, un Pacto que para Alianza debe fundamentarse en un enfoque integral de la violencia de género, que va más allá de la violencia física, psicológica y sexual y que abarca cuestiones como la brecha salarial (violencia económica), la educación sexual integral y la promoción de servicios públicos para acceso a abortos. Un Pacto de Estado que debe abordar de manera específica la situación de las mujeres en el mundo rural, la situación de las mujeres migrantes y contar con recursos para su efectiva implementación.

La Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer es el principal órgano internacional intergubernamental dedicado exclusivamente a la promoción de la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer, creado en 1946. Desde 1996, realiza el seguimiento y revisión de los avances y las dificultades encontradas para implantar la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, así como la incorporación de la perspectiva de género en las actividades de las Naciones Unidas. Alianza por la Solidaridad acude a esta Comisión como organización que trabaja por la promoción de los derechos de las mujeres en los 17 países de América Latina, África, Oriente Próximo y Europa (España) en los que trabaja.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  

681 393 971