Cumbre África-UE: la UE no cumple con la financiación climática

La Unión Europa no está cumpliendo con la financiación climática comprometida. La Sexta Cumbre entre la UE y la Unión Africana celebrada el 17 y 18 de febrero en Bruselas era una oportunidad para avanzar en esos compromisos, pero finalmente han sido otras las prioridades que se han puesto sobre la mesa. Tras dos años de retrasos, la cumbre se ha visto marcada por unas nuevas prioridades sanitarias y financieras en los países africanos, muy diferentes a las primeras ideas que se tuvieron para esta cumbre en 2020.

La sexta cumbre entre la UE y la Unión Africana llega con dos años de retraso

La sexta cumbre entre la UE y la Unión Africana estaba pensada para celebrarse en 2020, donde la necesidad de crear una nueva agenda con África fue una de las prioridades de la presidenta de la Comisión Europea. Pero tras la pandemia del COVID-19, aparecieron otros temas prioritarios como la transformación digital o la transición verde.

La cumbre brindaba una la oportunidad de sentar las bases de una nueva y más profunda asociación entre la Unión Europea y la Unión Africana, con la máxima participación política, basada en la confianza y una clara comprensión de los intereses mutuos. El objetivo era lanzar un ambicioso paquete de inversiones África-Europa que tuviese en cuenta los desafíos globales como el cambio climático y la actual crisis de salud.

La UE no cumple con la financiación climática

Las comunidades del continente africano se enfrentan a sequías devastadoras al aumento del nivel del mar o lluvias torrenciales que provocan graves inundaciones. Los países necesitan urgentemente una financiación real para la adaptación y mitigación del cambio climático. Un apoyo canalizado a través de subvenciones, para apoyar a las personas a adaptarse y recuperarse de los desastres climáticos. Sin embargo, una vez más las expectativas no se han cumplido. En lugar de eso, se ha optado por ampliar la financiación del sector privado en África, con un total de 62 millones de euros, lo que ha generado un gran descontento.

Como declaraba Zakaria Sambakhe, director de ActionAid Senegal: “Una vez más, los líderes de las naciones más responsables de nuestro mundo en calentamiento no han logrado ofrecer detalles específicos, con un paquete centrado en las finanzas privadas y los préstamos, lo que supone el riesgo de empujar a los países a incrementar su deuda y pobreza.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.