Día de la Tierra: La crisis climática azota África

La crisis climática azota África. Afecta desde Etiopía y Somalia, hasta Mauritania, Burkina Faso o Senegal. Además, se agrava por el conflicto entre Ucrania y Rusia. Históricamente, ambos países han exportado mucho cereal al continente africano, pero ahora el comercio está interrumpido. A ello se suma el alza de precios de los alimentos, que los hace inaccesibles en esta zona del mundo.

Sequías, salinización, inundaciones y deforestación, acompañadas en algunos países por conflictos armados están abocando a unos 346 millones de personas (más de 1 de cada 4 africanos) a pasar hambre. En el Día de la Tierra que se celebra hoy, 22 de abril, desde Alianza por la Solidaridad-ActionAid denunciamos esta situación de inseguridad alimentaria extrema. También hacemos un llamamiento para que la comunidad internacional dé respuesta a las ayudas solicitadas desde Naciones Unidas.

Sequía en África Occidental

En el caso de África Occidental, destaca el terrible impacto de la falta de lluvias de 2021, en un contexto de conflictos armados. La agencia humanitaria de Naciones Unidas (OCHA) calcula que 27 millones de personas en esta región están pasando hambre y otros 11 millones podrían sumarse en tres meses. De hecho, desde 2015, el número de personas que precisan ayuda para subsistir se ha cuadruplicado.

En Mauritania, la ausencia de precipitaciones ha provocado la desaparición de infinidad de pozos y manantiales. Por ello, su población, tradicionalmente trashumante, ha tenido que asentarse. Lo han hecho en el sur, cerca del río Senegal, donde empresas arroceras acaparan el territorio disponible para cultivos.

Además, en los tres últimos meses, han llegado miles de personas procedentes de Tombuctú y Segú (Mali). La mayoría son pastores peul que huyen de la violencia yihadista y de los militares malienses. Según OCHA, han llegado con unas 800.000 cabezas de ganado, que presionan sobre los ya escasos puntos de agua.

En Senegal, a la falta de lluvias se suma la salinización del terreno, provocada por la subida del nivel del mar en zonas costeras y el aumento de la deforestación, especialmente en la frontera con Gambia, país desde el que entran a talar árboles que acaban en China. También se está produciendo una gran deforestación en Guinea Konakry, fuente de grandes ríos como el Níger, el Senegal o el Gambia.

“Toda África Occidental depende del agua que mana desde Guinea, pero la realidad es que no solo no se está haciendo nada para paliar los daños y mitigar los impactos del cambio climático, sino que se siguen talando árboles mientras que cada vez hay que hacer pozos más profundos para subsistir”, señala Javier Larios, coordinador de Alianza-ActionAid en la zona.

Crisis climática también al Este y al Sur

La situación también es terrible en África Oriental, en concreto en el Cuerno de África, donde 14 millones de personas se enfrentan a los impactos de una gravísima sequía que se prolonga tres temporadas.

Por el contrario, en el sur del continente, el problema son las inundaciones: esta semana ya van 450 muertos y no se sabe aún cuántos desaparecidos en la provincia costera sudafricana de KwaZulu-Natal debido a catastróficas precipitaciones, a lo que se suman miles de millones en pérdidas de infraestructuras, hogares y tierras.

Desde Alianza-ActionAid pedimos a los países industrializados, principales responsables de las emisiones contaminantes que han provocado esta crisis, que respondan a las ayudas solicitadas y exigimos la puesta en marcha de un fondo internacional de apoyo para paliar los daños de estos fenómenos climáticos extremos.

Mientras, mantenemos nuestros proyectos de ayuda al desarrollo en Mauritania, cerca de la frontera con Senegal y en la frontera entre Gambia y Senegal, donde trabajamos con agrupaciones de mujeres en el mantenimiento y mejora de sus huertas comunitarias. “Aquí las familias sobreviven únicamente con cuscús de sorgo y estamos introduciendo la avicultura y la producción de huevos para aumentar sus proteínas, pero la situación es realmente preocupante”, asegura Javier Larios. Asimismo, ActionAid está presente en el Cuerno de África con asistencia humanitaria de emergencia.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.