El agua es un derecho, no una mercancía

El Foro del Agua, junto al que Alianza por la Solidaridad llevamos a cabo la exitosa campaña TieRRRa contra el acaparamiento de un acuífero en este país por parte de una embotelladora de Coca-Cola, llevan largo tiempo defendiendo la elaboración de una Ley General de Aguas que garantice el derecho de todos los salvadoreños al uso y disfrute del agua y la gestión de este recurso por parte del sector público. Sin embargo, la propuesta de ley que se encuentra ahora mismo en trámite, se trata de un documento que ha sido negociado entre el Ministerio de Agricultura y Recursos Naturales, el Ministerio de Economía y la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), dejando sin voz a la participación ciudadana y abriendo la puerta a que los intereses del sector empresarial puedan imponerse al derecho de las personas a hacer uso de este bien imprescindible para la vida.

Por estos motivos, desde el Foro del Agua han organizado el «Primer encuentro nacional de mujeres defensoras del derecho humano al agua» en cuya resolución lamentan la inacción de «los hombres de las organizaciones sociales, que se niegan a acompañar la denuncia pública por no dañar las relaciones con el poder político y con el partido en el Gobierno». En el manifiesto resultante exigen que sea el Estado el que proteja, garantice y conserve el derecho al agua, un bien cuya falta afecta de forma exponencial a las comunidades, y en especial a las mujeres que viven en las zonas más vulnerables, y que no debe estar sujeto a las reglas del mercado ni a los intereses de la empresa privada.

Desde Alianza por la Solidaridad apoyamos a esta plataforma ciudadana en su denuncia, ya que la propuesta de Ley General de Aguas regula de forma injusta el derecho al agua al equiparar el consumo doméstico y el empresarial, estableciendo las mismas tarifas y cánones para todos. Además, se elimina la figura de los Comités de Cuenca, haciendo desaparecer el espacio de participación de la ciudadanía en la gestión de los recursos hídricos, y se eliminan el enfoque de sostenibilidad del agua, la perspectiva de género y el derecho comunitario del agua.

Así, desde el Foro del Agua anuncian una movilización para que se detenga la negociación de esta ley con el sector empresarial privado, además de reclamar un pronunciamiento público por parte del Gobierno que rechace este proceso y este documento y solicitan al presidente, Salvador Sánchez, una audiencia urgente con él y con el Gabinete de Sustentabilidad para abordar de manera transparente este tema.

Imagen: Foro del Agua de El Salvador
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  822240336