El derecho al aborto terapéutico está en juego en Perú

La Comisión de la Mujer del Congreso peruano aprobó el pasado junio un predictamen que estableció que el concebido es sujeto de derecho “para todo cuanto le favorece y goza de protección especial y privilegiada”.  Según este supuesto, los derechos del concebido se anteponen ante los de la mujer y su derecho a decidir.

Estas medidas forman parte del llamado Código del Niño, Niña y Adolescente y contradicen al propio Código Penal de Perú al otorgar derechos absolutos al concebido, negando así el derecho al aborto terapéutico y situándose en contra de la legislación internacional. El Presidente del Consejo de Ministros, Juan Jiménez, rechazó ayer este predictamen. “La eliminación de la educación sexual me parece preocupante y una iniciativa de este tipo no la va a aceptar este gobierno», dijo.

Sin embargo, tras la aprobación de este proyecto, las manifestaciones para mostrar el rechazo a esta iniciativa no se hicieron esperar. Las organizaciones defensoras de los derechos de la mujer han realizado simbólicos actos de protesta en la ciudad de Lima. El último de ellos, fue una protesta en el que mujeres vestidas de rojo se acostaron en el suelo mientras pedían que no se pisoteen sus derechos, y otras sostenían pancartas que señalaban que los derechos humanos no se negocian. Asimismo, varias de esas organizaciones han creado una petición online para solicitar a las y los congresistas que se “amplíe el debate público antes de convertir estas disposiciones en ley”.

Según el centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (PROMSEX), la aprobación de este dictamen es sumamente preocupante. “Resulta irónico que los promotores de este absurdo argumenten su posición en la defensa de la vida, cuando es todo lo contrario; Son ellos los que se oponen a los anticonceptivos que podría reducir al menos el 30% de abortos”, afirman.

Este predictamen, a su vez, sostiene que la familia, y no el Estado, es la responsable de la educación sexual y reproductiva de sus hijos e hijas mayores de 14 y elimina el derecho de la juventud a acceder a servicios de salud sexual y reproductiva.

En marzo de este año, la ONU volvió a pedir a Perú que modifique su legislación sobre el aborto e incluya excepciones a su prohibición en caso de violación sexual o incesto. El derecho al aborto terapéutico está en juego en Perú, un país en el que 300.000 mujeres cada año abortan clandestinamente, según cálculos de algunas ONGs.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  822240336