Empoderamiento de mujeres refugiadas en Jordania: «Me he sentido como si hubiera otra vida»

Rabee’a Al-Hariry es refugiada siria, tiene 45 años y una diversidad funcional que afecta su capacidad para caminar. Desde que llegó a Jordania, se sintió muy aislada socialmente. Actualmente vive e n Irbid con su hermano menor y su familia; hasta hace poco no se sentía segura por lo que salía de la casa en absoluto.

Como ella es mayor que su hermano y su esposo, desde que se casaron a una edad (demasiado) temprana, Rabee’a ha sido responsable de administrar la casa, lo que ha supuesto una gran presión para ella.

Pero un día, una mujer que acudía a la organización jordana Shoa’a Al-Thuraya y que es su vecina, le animó a asistir a una sesión de sensibilización sobre la violencia de género, y gracias a ella, asistió por primera vez a una actividad social.

Cuando ha visto a las mujeres que asistían a estas actividades, hablando y participando…

«Me he sentido como si hubiera otra vida. He podido conocer a otras mujeres con circunstancias similares y hacer amistades, y eso me ha hecho realmente realmente feliz».

Sensibilización y empoderamiento para salir adelante

Rabee’a ha continuado asistiendo a otras actividades con esta organización donde ha recibido apoyo psicológico y que la ha ayudado mucho en su vida. Gracias a Shoa’a Al-Thuraya, ha podido acceder a otros servicios que necesita. Ha acudido a la Organización de Mujeres Árabes, donde recibió apoyo psicológico especializado y servicios médicos para dar seguimiento a su discapacidad física.  Y también  a la Asociación Al-Nahda, donde recibió apoyo financiero, que le permite a ella y a su familia a cubrir el alquiler de la casa.

Rabee´a ahora es más consciente de sus derechos y sabe cómo tratar con los miembros de su familia, y cree que no importa cuán grandes sean los problemas financieros que enfrenta en su vida. Su capacidad para entablar amistades y relaciones psicológicas y el empoderamiento social alivia muchas de estas presiones.

Además, ahora tiene un papel importante como apoyando a otras mujeres en su comunidad, ya sean refugiadas sirias o jordanas, realiza sesiones para ellas en sus hogares o en su hogar para crear conciencia sobre sus derechos y empoderarlas. Ahora, Rabee’a es una mujer muy activa en su comunidad y reconocida entre las mujeres como una gran defensora de ellas y sus derechos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  

915 98 62 90