La campaña Tierrra, con los indígenas de Guatemala

Este es el caso de Santa Cruz de Barillas, donde la empresa gallega Hidralia quiere construir una hidroeléctrica acotando el acceso al agua de los pueblos originarios que viven allí  y  después de un rechazo mayoritario de la población, que es quien tiene derecho a decidir según la legislación (Convenio 169 d ela OIT).

Alianza por la Solidaridad, Amigos de la Tierra y la ong Mujeres de Guatemala presentaron ayer en Madrid el  conflicto por el agua  entre pueblos indígenas y transnacionales a través de la voz de Carlos Muralles, activista de la Ceiba y miembro de Amigos de la Tierra Guatemala. El caso se presentó en una charla enmarcada en la campaña TieRRRa de la ong Alianza por la Solidaridad, que promueve las empresas rentables pero responsables con los recursos 

Según cuenta Muralles, la empresa gallega Hidralia ingresó en la fuerza en Barillas después de una consulta comunitaria que resultó en contra de la hidroeléctrica. Esto generó un conflicto en la comunidad con máquinas quemadas, asesinatos de opositores al proyecto y rehenes polícos. La situación se tensó tanto que el presidente (vinculado por muchos a violaciones de derechos humanos)  declaró estado de sitio en la región y suspendió las garantías constitucionales, apresándose a los principales líderes comunitarios.

«Hace 100 años hubo un proceso de colonización en América porque no hubo una sociedad que denunciase esta situación. Ahora no es el caso. En Guatemala hay mucha gente que no podemos permanecer indiferentes ante tanta injusticia por parte de una empresa».

Verdaderos ecologistas

Para Susana y Pedro Armestre, periodistas que han documentado la situación de Barilllas y que participaron ayer de la charla que se realizó en la Escuela de Fotografía EFTI de Madrid, la tensión se palpa en el ambiente y durante su estancia vivieron momentos difíciles. Así lo contaba Suana: «Hay rabia y tensión y esto se mezcla con la presencia del ejército, mercenarios o mujeres y niños que hacen guardia ante las máquinas para que no pasen».

Para Pedro Armestre, que terminó la charla realizando una visita guiada de la exposición sobre el derecho al agua en PhotoEspaña (EFTI, hasta el 10 de julio), los habitantes de Barillas son los verdaderos ecologistas «Llevo años documentando el trabajo de Greenpeace y no había visto algo igual. No quieren que nadie toque su agua».

¿Y qué podemos hacer nosotros para apoyar a los habitantes de Barillas? Para el representante de Amigos de la Tierra en Guatemala es necesario articular las luchas por la tierra en todo el mundo, que la sociedad española conozca el problema (acuérdate de compartir las noticias en tus redes sociales) o apoyar económicamente la defensa legal de los habitantes.

Para Muralles y el resto de involucrados la disputa por el agua está aun muy lejos de resolverse, ante la negativa de la empresa a irse y la negativa de la comunidad a permitir su entrada: «Podrán encarcelarnos a todos pero mientras haya una persona libre, seguirá luchando por nuestra tierra»

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  822240336