La presión social y los movimientos de mujeres consiguen la retirada de la reforma de la ley del aborto en España

Asimismo consideramos acertada la dimisión del ministro de Justicia, Gallardón, principal impulsor de la reforma. En coherencia, solicitamos al gobierno que se retire de inmediato el recurso de inconstitucionalidad presentado en 2010 sobre la actual ley y que se garantice su plena aplicación en todo el territorio, eliminando las barreras que impiden el acceso efectivo  las mujeres a la interrupción voluntaria del embarazo.

La retirada de la reforma se ha producido en parte por una fuerte presión social, liderada por organizaciones de mujeres y el movimiento feminista en España y refleja el sentir de  una gran parte de la sociedad española que ha se opuesto el recorte de los derechos de las mujeres.

Igualmente, ha existido un apoyo a nivel internacional de países, y especialmente de otras organizaciones pidiendo al Gobierno la retirada de la reforma en múltiples ocasiones. Ha sido llamativo el hecho contradictorio de la posición progresista que ha mantenido  España en los círculos internacionales como Naciones Unidas, con la reforma planteada en nuestro país, que contradecía las recomendaciones de varios organismos de derechos humanos a nivel internacional y se alejaba de las leyes de países de la Unión Europea, que en su mayoría cuentan con una ley de plazos.

A nivel internacional, incluso en países de corte conservador y religioso, se ha abierto un debate a la sociedad con vistas a reformar las leyes que penalizan el aborto. Las leyes restrictivas y que penalizan el aborto, no evitan que las mujeres aborten, pero sí determinan que lo harán en condiciones inseguras poniendo en riesgo sus vidas.

Asimismo, implicaba una grave amenaza a la salud y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.  La penalización del aborto no implica que las mujeres dejen de abortar, sólo que lo harán en condiciones menos seguras y con consecuencias más graves. 47.000 mujeres mueren todos los años debido a abortos inseguros. Otros cinco millones de mujeres sufren lesiones graves como consecuencia de los mismos. De todas las mujeres que mueren diariamente por razones relacionadas con el embarazo y el parto, un 13% mueren como consecuencia de abortos inseguros. En este sentido consideramos imprescindible garantizar el acceso de todas las mujeres a abortos legales, y por tanto, seguros.

Desde Alianza por la Solidaridad continuaremos luchando para defender los derechos de las mujeres en España y en el resto del mundo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  822240336