La UE debe promover la libertad de asociación en Egipto

El pasado 30 de junio Egipto vivió una jornada de intensísimas protestas contra el régimen de Morsi. La ciudadanía egipcia expresa así su frustración con la situación social y económica, que no mejora a pesar de las esperanzas suscitadas por la revolución sobre el establecimiento de un Estado de Derecho basado en el respeto de los derechos humanos.

Tras las protestas, en las últimas horas dimitieron cuatro ministros del gabinete de Morsi, la sede de la Hermandad Musulmana fue incendiada, se reportaron 16 personas muertas y el Ejército egipcio presentó un ultimátum al Morsi para que resuelva la crisis en un plazo de 48 horas, que ha sido rechazado por el presidente.

Vista la preocupante situación y su rápido deterioro, desde la red europea SOLIDAR estamos haciendo un seguimiento cercano de las protestas y los acontecimientos sociales y políticos. Sólo unos días antes, los presidentes de las dos federaciones sindicales independientes egipcias (EFITU y EDLC) visitaron Bruselas y se reunieron con miembros de SOLIDAR, en un encuentro facilitado por la Fundación Friedrich-Ebert. En el encuentro, ambos pidieron apoyo abierto y público para el pueblo y los trabajadores y trabajadoras egipcias en su lucha por la justicia social.

En esa reunión, Ameera Masoud, autora de la publicación «Libertad de Asociación en peligro en Oriente Medio y el Norte de África»​​, realizó una introducción a las principales conclusiones del informe. Seguidamente, los participantes hicieron hincapié en que la UE debe incluir los derechos humanos y las libertades fundamentales en todos los acuerdos bilaterales con los países MENA (Mediterráneo y Norte de África), y en particular en los acuerdos comerciales.

También se resaltó que los sindicatos y las organizaciones europeas de sociedad civil, pueden contribuir apoyando públicamente a sus homólogos de Egipto, intercambiando experiencias y proporcionando asistencia técnica. Las personas participantes en la reunión llegaron a la conclusión de que el diálogo social es la única forma de transición democrática posible, y que las mujeres tienen un papel importante que desempeñar en el proceso.

Esta reunión se realizó en el contexto de una campaña política global impulsada por SOLIDAR, que busca revertir la creciente presión sobre las organizaciones independientes de derechos humanos, las organizaciones representativas de los trabajadores y trabajadoras, y las organizaciones que buscan reformas legales y sociales hacia la libertad de reunión y de asociación pacíficas.

En la tarde de mañana jueves, la sesión plenaria del Parlamento Europeo en Estrasburgo discutirá una resolución parlamentaria centrada específicamente en la situación de la sociedad civil en Egipto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  

681 393 971