Gloria, líder de su comunidad y ejemplo para otras mujeres

Gloria es colombiana, lideresa de su comunidad y cabeza de familia de seis hijos. Nació en Caunapí, Nariño y tiene 48 años. Gracias a su esfuerzo y al proyecto «Reparación de Derechos Vulnerados de Mujeres Víctimas y Sobrevivientes», Gloria se ha convertido en productora de cacao.  

Ejemplo para otras mujeres

En el año 2010 utilizó su tierra para la siembra de coca, ya que el conflicto y las circunstancias del confinamiento la obligaron: “Era la condición de la zona. Estábamos confinados y no teníamos más oportunidades para sobrevivir, todo lo que lo producíamos nos tocaba entregarlo al grupo armado”, menciona. 

Gracias a su empeño y fortaleza se ha convertido en productora, representando a Procacao en el Norte de Santander.  Insitutiones como Fedecacao y Agrosabia, la invitan a participar en eventos tanto a nivel local como nacional, para intercambiar saberes en todo el proceso productivo del cacao con otras  productoras de este fruto. Además, Gloria cuenta su historia en estos eventos poniéndose como ejemplo, con el objetivo de que otras mujeres se vean reflejadas en ella y tengan ganas y fuerza de seguir adelante.

Líder de su comunidad

Gloria es productora pero también es lideresa en su comunidad. Desde 2018 está apoyada por el proyecto de Alianza por la Solidaridad- ActionAid “Fortalecidas las capacidades de la Sociedad Civil”, financiado por la Unión Europea. Gracias a él, recibió recursos para la producción de semillas de cacao para la resiembra, capacitaciones de asistencia técnica en la zona de Caunapi y visitas técnicas a su finca.  

Además, a partir del año 2021 también ha recibido apoyo del proyecto “Reparación de Derechos Vulnerados de Mujeres Víctimas y Sobrevivientes”, financiado por el Gobierno de La Rioja. En concreto, un kit productivo de poscosecha, capacitaciones y asistencia técnica, un muelle secadero y un fermentador para que ella misma pueda secar el cacao y vender el grano seco a Procacao.

Gloria ha tenido la capacidad de aplicar todo lo que ha aprendido. Hasta el punto de tener una finca que está produciendo y vendiendo cacao de manera constante, lo que le permite sacar adelante a su familia y ser un ejemplo para su comunidad.  

Así, gracias a la cooperación internacional, recibió la oportunidad de salir adelante y ahora su tierra es siembra de esperanza para su familia y su comunidad.  

Capacitación y formación

Por otro lado, los talleres de capacitación y formación en Derechos de las Mujeres y Violencia basada en Género, le han permitido empoderarse y empezar a tomar el liderazgo entre las mujeres de su comunidad. Incluso, está apoyando los procesos de verificación y seguimiento de Alianza por la Solidaridad-ActionAid.

Cuando vamos  a la  región, es ella quien se encarga de coordinar a un grupo de mujeres cacaoteras el cual lidera, coordina las visitas, las apoya y las guía en su proceso”, dice  Bibian Reina, responsable de Medios de Vida del proyecto de Alianza por la Solidaridad-ActionAid. 

“Yo estoy muy agradecida con Alianza por la Solidaridad- ActionAid, me he sentido apoyada, acompañada. He aprendido a creer y a crecer mi finca a su lado, apoyando a mi familia y a mi comunidad. Yo sí les pido que no se olviden de nosotros y continúen apoyándonos en ese proceso, para que más mujeres puedan salir adelante como yo lo he hecho”, afirma Gloria. 

 

Con el apoyo de:

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.