Los proyectos de Alianza y la UE alcanzan a 1.296 personas afectadas por el conflicto colombiano

La organización ha mejorado su acceso a la atención, la asistencia y la reparación de los daños sufridos como víctimas de un conflicto que se prolonga desde hace décadas, y en dar a conocer los derechos que les reconoce la legislación en el país. Asimismo, estas familias han recibido paquetes de ayuda humanitaria y se les ha proporcionado acceso a agua y saneamiento, así como atención psicológica y legal. En estos momentos, se continúa trabajando para cubrir también sus necesidades energéticas mínimas.

Alianza, con la financiación del Departamento de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea (ECHO), con este proyecto ayuda a mejorar las capacidades de las instituciones en ambos departamentos y de la población de ambas zonas, especialmente jóvenes y mujeres. La organización les ofrece asistencia material y los conocimientos técnicos necesarios para restablecer la dignidad de las personas y garantizar unas condiciones de vida adecuadas.

Durante estos seis meses Alianza ha proporcionado paquetes con alimentos y los llamados kits de agua e higiene, que se utilizan para potabilizar la que cae de la lluvia, a 559 personas que habitan en zonas de difícil acceso.

Respecto al acceso al agua y al saneamiento, precario en muchas viviendas, se han mejorado las condiciones para 356 personas. Esta ayuda material se completa con talleres de formación en hábitos saludables, a los que han acudido 287. El objetivo es evitar infecciones y otras enfermedades por un mal manejo del agua y las basuras.

Además de facilitar esta ayuda humanitaria, Alianza tiene como objetivo reducir los riesgos existentes, y con este fin ha organizado e impartido talleres educativos sobre el peligro de las minas antipersona, pero también sobre autoestima y sobre violencia de género, cursos y charlas a los que han acudido otras 332 personas. Estas iniciativas sirven para fomentar participación y el liderazgo tanto de las mujeres como de los y las jóvenes. Para estos últimos también se han organizado  otros sobre cómo sacar provecho del tiempo libre y se han puesto en marcha jornadas deportivas como alternativa para reducir el riesgo de reclutamiento por parte de los grupos armados.

En estos momentos, a pesar de que los avances en las conversaciones de paz en La Habana entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC suponen una oportunidad, la llegada de esa esperada paz y del progreso a todos los territorios es un proceso a largo plazo. De hecho, se estima que en un primer momento puede suponer una intensificación de la violencia en estos departamentos, por lo que la presencia de organizaciones humanitarias reconocidas en los territorios, como lo es Alianza por la Solidaridad, resulta fundamental para trabajar en la consolidación de la paz.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  

681 393 971