Recibe nuestras novedades

Ramata Sall, jurista defensora de Derechos de las Mujeres

Jueves, 26 diciembre 2019

Entrevista a Ramata Sall

Hace algunas semanas, dos personas voluntarias del programa EU AID Volunteers entrevistaron a una de las personas clave en la defensa por los Derechos de las Mujeres en Senegal, comprometida particularmente en la lucha contra la violencia de género.

Ramata Sall es una mujer senegalesa, defensora de derechos de las mujeres. Originaria de Saint-Louis, es la única persona de su familia que ha cursado la carrera de jurista.

Tras una formación en Derechos Humanos y Acción Humanitaria, su compromiso le llevó a integrar la Asociación de Mujeres Juristas Senegalesas (AJS), y seguidamente, en 2017, a asumir el puesto de Coordinadora de la Boutique de Droit de Kolda. Bajo su coordinación la Boutique de Droit se ha convertido en una institución ineludible en el área del Fouladou.

Creada por la AJS, la Boutique de Droit es un centro de asesoramiento y asistencia jurídica en beneficio de poblaciones vulnerables, que podemos encontrar en las ciudades más importantes del país. El nombre de Boutique muestra la intención de aproximar la justicia a la población. No se necesita cita previa para acudir a los servicios de la institución.

¿Podría presentarnos brevemente el contexto sobre la violencia de género a nivel nacional y a nivel de la región de Kolda?

«A nivel nacional, el estudio GESTES (ndr Grupo de estudios e investigaciones sobre las sociedades y el género) de la Universidad Gaston Berger de Saint Louis da una buena contextualización de la situación de las violencias basadas en el género mostrada por regiones así como una clasificación de las tipologías de violencia: físicas, psicológicas, económicas, sexuales, culturales y espirituales.

A nivel local, en Kolda, las violencias más frecuentes son las violencias físicas que son consecuencia muchas veces de las económicas : el marido que se niega a dar los gastos cotidianos. Se dan también casos de violencia sexual, de menores víctimas de violaciones, incesto, etc.

Sin embargo, podemos notar que, por un lado, las violencias han disminuido gracias a las actividades de sensibilización por parte de actores de la sociedad civil, y por otra parte, hay un aumento de casos de divorcio provocados por situaciones de violencias conyugales tanto físicas como económicas.»

¿Según usted a qué presiones hacen frente las mujeres que sufren violencia pero no denuncian?

«A presiones socioculturales: si la mujer es víctima de violencias conyugales, tiene miedo de denunciar, tiene miedo de ser estigmatizada, de causar problemas a sus hijos. A veces, hasta es necesaria la mediación para que no se ensucie el nombre de la familia.»

¿Con respecto a las mujeres que tienen la valentía de denunciar, cuáles son sus preocupaciones y necesidades más importantes?

«Cuando llegan necesitan ser escuchadas, orientadas y acompañadas. Entre otras cosas, la Boutique de Droit realiza los alegatos de las mujeres que no pueden permitirse un abogado. Solo hay un abogado en toda la región de Kolda y normalmente son los hombres quienes se lo pueden permitir porque son los que tienen  los recursos económicos.  Para no dejar a las mujeres solas delante del Juez, la Boutique de Droit realiza los alegatos para que la instancia judicial pueda saber lo que la mujer quiere decir.»

Observamos que existen dificultades para las mujeres en el acceso a instancias de decisión. Además para las mujeres que lo consiguen, las dificultades continúan: falta de reconocimiento, ridiculización o instrumentalización por parte de los hombres. Podríamos decir que son violencias psicológicas que sufren las mujeres en estos puestos de responsabilidad. ¿Por qué, según usted, las mujeres siguen sufriendo violencias psicológicas una vez que ocupan puestos de responsabilidad, cuando deberían ser consideradas como iguales por los otros miembros?

«En África, la sociedad está dominada por el patriarcado. Efectivamente, hasta el Código de la Familia senegalés afirma que el padre es el jefe de la familia. Por lo tanto, para una mujer, es muy difícil tener un rol de decisión. Los hombres ponen obstáculos a las mujeres que ocupan cargos de responsabilidad porque no las consideran competentes y piensan que las mujeres no pueden dirigir.

Teniendo en cuenta esto, la AJS pone en marcha actividades de refuerzo de capacidades y formación en derechos, en incidencia, en lobbying, en comunicación, en preparación de reuniones, etc. Es decir, actividades indispensables para invalidar el argumento de falta de competencias y por tanto asegurar la efectividad de la ley de paridad en los Consejos Municipales. Si la ley sobre la paridad se aplicase, podríamos tener alcaldesas pero los alcaldes piensan que las mujeres van a tomar sus puestos, tienen miedo.

Pero los derechos no se reclaman, tenemos que arrancarlos.

Las mujeres son conscientes de sus roles en la sociedad y de sus implicaciones. Es también por ello que se nota una disminución de ciertos tipos de violencia.»

¿Podría contarnos lo que le llevó a ser activista en la lucha por los derechos de las mujeres?

«Me interesa mucho la Justicia y hacer todo lo posible para que la justicia sea restablecida. Detesto la injusticia.

Mi objetivo es sobre todo luchar contra la vulnerabilidad y es sabido que las mujeres con los niños son las personas más vulnerables en caso de catástrofes naturales, inundaciones…

El Estado senegalés, en un inicio, no preveía programas para las mujeres. ¿ Desde cuándo hemos tenido una mujer en las instancias de decisión a nivel nacional? La primera mujer nombrada primera ministra es una de las pioneras de la AJS. Fue en 2000 después de una gran lucha. Es por esta razón que quiero continuar el combate para que haya una justicia efectiva y eficiente y que las mujeres puedan ser autónomas. La mayoría de las situaciones de violencia que recibimos en la Boutique de Droit son a causa de una falta de autonomía de las mujeres : cuando no trabajas, dependes de una persona, en la mayoría de casos el marido, y si decide no darte más dinero, todo se vuelve más complicado. Por ello luchamos : por la autonomización de las mujeres porque cuando las mujeres son más autónomas su vulnerabilidad disminuye. Y, ¿ qué hombre va a golpear a una mujer intelectual, autónoma?».

Es considerada una lideresa. ¿Cuáles son, en su opinión, los desafíos más importantes a los que una mujer lideresa tiene que hacer frente?

«Hay que hacer frente a la sociedad, a las presiones socioculturales. A menudo se dice : «Eres una mujer, no puedes hacer eso ». Creer en si misma, llevar su propio combate y el combate de sus pares, luchar por la erradicación de las violencias basadas en el género, tener compromiso. Y buscar sinergias para las acciones. No se puede hacer todo».

En su opinión cuáles son los cambios que deberían realizarse para que la violencia contra las mujeres cesen ?

«Para erradicar la violencia contra las mujeres, tendría que haber una aplicación efectiva y eficaz de las leyes. Para ello, la AJS forma parte de un Comité de Reforma de Leyes del Ministerio de Justicia con el objetivo de apoyar al Estado senegalés, reforzar la incidencia para que el Estado modifique los textos discriminatorios en el Código de la Familia recordándole también sus compromisos internacionales y subregionales. Por ejemplo, en relación a la cuestión del aborto, Senegal ha firmado el Protocolo de Maputo sin reservas, lo que conlleva que el país internalice el Protocolo en su marco legislativo y por tanto legalizar el aborto medicalizado en caso de incesto y de violación».

 


Deja un comentario

Lo más visto de la semana

Acción humanitaria

Nuestras líneas de trabajo Asistencia a refugiadas sirias en Jordania El 86% d...

Derechos de las mujeres

Nuestras líneas de trabajo Los derechos humanos empiezan desde nuestros cuerpos...

Ciudadanía global y movilidad

Nuestras líneas de trabajo La reivindicación de los derechos humanos para todas...

Últimas noticias

La situación en el norte Mozambique se deteriora...

Maricel Sandoval Solarte tiene 29 años y lleva 15 peleando por los derechos de su gente en el Cauca colombiano. Desde la ado...

 Más noticias
Alianza por la Solidaridad usa cookies propias y de terceros con la finalidad de personalizar el contenido, mejorar la experiencia de usuario, ofrecer funciones de medios sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Para continuar navegando debes aceptar nuestra Política de cookies
No acepto    Acepto
Empresas rentables pero responsables con los recursos
Aliadas
Únete, haz voluntariado
Visita nuestra Tienda Solidaria