Por un mundo más sostenible y de cuidados mutuos: reconstruyamos la vida en verde y en violeta

Lidia Ucher @lidiaucher

«Si hablamos de que los cuidados estén en el centro de la vida, la sociedad debería también organizarse de manera diferente y ahí entra la corresponsabilidad de los hombres, que tienen que sumarse a las labores del hogar. Y también de las empresas, con buenas condiciones laborales, horarios que ayuden a conciliar, etc. Aún así, para que la vida se reproduzca desde el bienestar, todavía hay mucha necesidad de personas que se dediquen profesionalmente a los cuidados. Ahí empieza el trabajo de estas mujeres de las que habla el documental y nosotras apostamos por cooperativas de trabajadoras que realicen este trabajo doméstico profesionalmente»

Vanessa Gómez es una de las seis codirectoras del proyecto documental «Cuidado, resbala!, del que habla la periodista Lydia Molina en el post «Empleo doméstico: un trabajo invisible«, publicado en Desalambre, de ElDiario.es.

En este documental, una de las mujeres entrevistadas se pregunta: ¿Qué pasaría si, un día, un sólo día, dejamos de ir a trabajar? La huelga de cuidados deja en evidencia dónde está realmente el trabajo productivo, el que nos cuida, nos alimenta, nos da dignidad y nos da la vida. Un trabajo que invisibilizamos cada día.

En la muestra #CineMigrante –Muestra Internacional de Cine y Formación de los Derechos Humanos de las Personas Migrantes– tuvimos también la oportunidad de conocer historias de vida de otras mujeres que, en otros países de nuestra «civilizada» Europa, pasan auténticas miserias cuidando a familias danesas para poder alimentar o sanar a sus familias en Filipinas, como la que queda retratada en el documental «Au Pair«, proyectado en el Centre Cívic Pati Llimona de Barcelona el pasado 5 de julio.

Y al hilo de este debate, recordamos las propuestas de Yayo Herrero para «reconstruir la vida en verde y en violeta» a partir de los propios aprendizajes de las mujeres, «que sirven para enfrentarse a la destrucción y hacer posible la vida«. Propuestas en busca de un mundo «más sostenible y de mutuos cuidados» contadas magistralmente por Herrero y otras muchas más escritoras en «Medio ambiente y desarrollo. Miradas feministas desde ambos hemisferios«.

Y seguimos luchando, incidiendo políticamenteconectando luchas, como la que ayer nos llevó a las calles, una vez más, con un #EscracheFeminista para reclamar ante el Ministerio de Sanidad nuestro derecho a decidir sobre nuestros cuerpos y sobre nuestras vidas, de todas las mujeres, de aquí y de allí, con libertad y sin violencias.

Como canta Aurora Beltrán en su tema «Valkirias», que en la jornada 22J de #ResistenciaFeminista dedicó a todas las mujeres que luchamos:

«No, no bajaréis, la cabeza nunca más, no al puño y al terror, que golpea sin piedad… El tiempo del dolor ha llegado a su final».

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  

681 393 971