Sofia Tot

Empeora el hostigamiento y la criminalización de líderes indígenas de Guatemala

El hostigamiento y la criminalización de líderes indígenas que defienden su territorio y el acoso a organizaciones sociales está aumentando a pasos agigantados. Lo hace desde las instituciones judiciales de Guatemala, que están deteniendo, bajo acusaciones arbitrarias, a personas defensoras de derechos humanos y ambientales.

En los últimos días, la lideresa maya del pueblo poqomchí Sofía Tot y el líder Cristóbal Pop han sido detenidos tras participar en acciones de protesta medioambiental. Esto ocurre apenas semanas después de que saliera de prisión el defensor de los ríos Bernardo Caal Xol. Más de cuatro años estuvo encarcelado por una condena basada en un proceso lleno de irregularidades, como constataron organizaciones internacionales.

Sofía Tot

La detención de Sofía Tot se produjo el pasado domingo, cuando estaba en su domicilio, con su madre de avanzada edad. Fue conducida por la policía, mediante engaño –le dijeron que requerían sus servicios de traductora–, hasta la comisaría. De ahí, fue trasladada a la prisión de Cobán. Tot es la representante de los pueblos indígenas ante el Consejo Departamental de Desarrollo Urbano (CODEDE) de su localidad, Purulha (Baja Verapaz). También pertenece al movimiento de resistencia para la recuperación de la tierra ancestral del pueblo maya poqomchí.

La activista siempre ha trabajado en defensa de la Sierra de las Minas, afectada por concesiones de extracción de minerales. Esto pese a ser un territorio que, en un 52%, es bosque húmedo tropical. Hoy, muy afectado por la deforestación y la contaminación de sus ríos. Según información oficial, está acusada del delito de “usurpación de un área natural protegida”. En concreto, señalan que por acceder a una zona donde habita la emblemática ave quetzal.

“El caso de Sofía es uno más de persecución y criminalización de las personas defensoras en este país, donde se inventan delitos para encarcelarnos y acosarnos”, señala la también defensora, además de abogada, Ana Rutilia Ical.

Ambas han participado en nuestra campaña de DesTieRRRadas, que busca visibilizar, a nivel internacional, las especiales violencias que sufren las defensoras de derechos medioambientales por el hecho de ser mujeres.

Libertad para Sofía

Instamos a la comunidad internacional y al Gobierno español a que exijan al Estado de Guatemala la inmediata puesta en libertad de los y las defensoras de derechos que sufren este brutal acoso. También, que presionen para el total cumplimiento de los derechos humanos y ambientales en las comunidades, hoy abandonadas en manos de grandes proyectos extractivistas.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.