Una depuradora ecológica por el derecho al saneamiento

Calheta es una pequeña aldea de 1.300 habitantes situada en la Isla de Maio (Cabo Verde), donde la mayor parte de sus habitantes se dedican a la pesca artesanal. La falta de acceso a servicios básicos, como el derecho al saneamiento, uno de los problemas más graves a los que se enfrenta a diario su población.

Hasta este mes de diciembre, Calheta no contaba con una red de alcantarillado, con lo que las aguas fecales de las viviendas se dirigían a fosas sépticas o eran arrojadas directamente a la calle, con la consiguiente contaminación ambiental y los riesgos para la salud. Pero gracias a un proyecto que hemos ejecutado con instituciones locales, la población contará a partir de ahora con una Estación de Tratamiento de Aguas Residuales (ETAR), que tendrá un impacto inmediato en la mejora de las condiciones de saneamiento de su población.

¿En qué consiste este proyecto solidario?

El funcionamiento de la ETAR se basa en sistemas de depuración naturales respetuosos con el medioambiente, y además requiere escasos recursos energéticos para su puesta en acción. La depuradora tiene tres depósitos: al primero van a parar las aguas fecales y desde ahí se regula su entrada a un segundo depósito, que es una balsa de 100×40 metros, cuya superficie está cubierta de un humedal con plantas que tienen la función depuradora; cuando el agua llega al tercer depósito es apta para el riego.

Uno de los puntos fuertes de este sistema, basado en humedales artificiales, es su sostenibilidad energética. Estas instalaciones en sí mismas no suponen un coste energético, ya que aprovechan los recursos que ofrece el mismo entorno natural para depurar los contaminantes de las aguas.

Además, hay que destacar que la Isla de Maio sufre grandes problemas de falta de agua debido a prolongados periodos de sequía, así que gracias a esta infraestructura, los habitantes de Calheta podrán disponer de aguas aptas para el riego de sus cultivos.

Este proyecto de desarrollo de Alianza por la Solidaridad ha sido posible gracias a la financiación de la AECID y del Ayuntamiento de Maio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  

681 393 971