Voces rebeldes y feministas del mundo árabe, en el camino hacia la igualdad

Martes, 15 septiembre 2015
Elena Alfageme

Representantes de asociaciones de mujeres del norte de África y Próximo Oriente reclamaron en Madrid los apoyos políticos del gobierno español en la defensa de los derechos de las mujeres. Participaron varias socias locales de Alianza por la Solidaridad

Participacion grupos mujeres Gaza_ 8 marzo 2014

“En el camino hacia la igualdad de género en el Norte de África y Oriente Próximo”. Este es el título bajo el cual hace unos días se celebraron en Madrid las Jornadas de Género del Programa Masar (“camino” en árabe). Fueron organizadas por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAPP) y lograron reunir a más de 60 mujeres de países como Mauritania, Marruecos, Argelia, Egipto, Palestina, Jordania o Líbano que intercambiaron sus experiencias, retos, alegrías y penas en su lucha por la igualdad de género. Entre ellas estaban algunas de la socias con las que Alianza por la Solidaridad trabaja en el mundo árabe, como Nadia Abu Nahla, de Women’s Affairs Technical Committees (Gaza), Aminatou Ely, de la Association des Femmes Chefs de Famille (Mauritania), o Layla Naffa, de Arab Women Organization (Jordania).

Algunas tuvimos la suerte de poder asistir a las sesiones abiertas al público y escuchar sus voces reivindicativas en torno a cinco grupos de trabajo en temas clave para la igualdad, como la participación política, las violencias contra las mujeres, la sensibilización, el empoderamiento económico y el acceso y aplicación de la justicia. Voces cargadas de fuerza, rebeldía y críticas a las sociedades que se están construyendo en los países árabes, y que no difieren tanto de las que surgieron en Europa. Voces como la de Nawal el Saadawi, feminista egipcia que convulsionó el feminismo árabe (y dio de paso unas cuantas lecciones al europeo) con la publicación de su obra La cara oculta de Eva.

Saadawi, una mujer pequeñita de pelo blanco, 84 años y gran fuerza, arremetió contra todo el sistema de dominación, denunciando las múltiples capas de discriminación que configuran las relaciones de poder y que nos afectan (clase, género, etnia, edad…) y destacando por encima de todo la necesidad de una lucha contra el patriarcado unida a la lucha contra el sistema capitalista salvaje y la economía de mercado que afecta de manera especialmente cruda a las mujeres. Conmovió escuchar su crítica a las políticas de reajuste estructural, en un hermanamiento con posiciones cercanas a los ecofeminismos y poniendo sobre la mesa la necesidad de una economía que ponga en el centro la vida misma, su reproducción y los cuidados que nos permiten seguir siendo personas. Una reflexión desde el mundo árabe que nos suena demasiado cercana…

Fue paradigmático que al grupo de trabajo propuesto sobre Políticas de Género y experiencias desde la cooperación española no se apuntase nadie y fuese cancelado. No tenemos lecciones que dar y, además, no las necesitan. Nos dice mucho de unas mujeres que, en sus propias palabras, agradecen el apoyo técnico y financiero, que ya se ha venido prestando en los últimos años, pero que precisan también acciones políticas. Así, las palestinas exigían que el gobierno español deje de vender armas a un estado, Israel, que ocupa militarmente la vida de su pueblo palestino, desde la calle hasta los dormitorios (incursiones nocturnas en las casas en Cisjordania, bombardeos incesantes el verano pasado en la Franja de Gaza); desde otros países pedían que España, a través de sus acuerdos políticos, presione a los regímenes árabes a aplicar medidas que realmente supongan un avance en la igualdad de género.

Tras las jornadas y el rico intercambio producido quedan dos asignaturas pendientes para que no queden en una anecdótica excursión a Madrid: una, la necesidad de aumentar la conciencia y autoorganización de estas voces de mujeres para exigir mecanismos que pongan en marcha políticas concretas sobre igualdad de género en sus lugares de origen; y dos, que el gobierno español y la AECID las quiera acompañar en esa reivindicación con apoyo no sólo técnico sino también político. Veremos la respuesta en los próximos años, y desde Alianza seguiremos apoyando a los movimientos de mujeres en el Norte de África y Oriente Próximo.


Deja un comentario

Lo más visto de la semana

Perú debate la despenalización del aborto en caso de violación

Actualmente, en el país, el aborto es legal solo en los casos en los que la vida...

La empresa ACS, de Florentino Pérez, responsable de la destrucción de un río en Guatemala

La construcción por parte de ACS, empresa de Florentino Pérez, de un complejo hi...

Últimas noticias

“Soy indígena aymara y estoy amenazado de muerte por mi activismo marica”...

América Latina a la cabeza de la persecución contra las defensoras y defensores de Derechos Humanos y Ambientales Alianza p...

 Más noticias
Empresas rentables pero responsables con los recursos
Aliadas
Únete, haz voluntariado
Visita nuestra Tienda Solidaria
Alianza por la Solidaridad usa cookies propias y de terceros con la finalidad de personalizar el contenido, mejorar la experiencia de usuario, ofrecer funciones de medios sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Para continuar navegando debes aceptar nuestra Política de cookies
No acepto    Acepto