Recibe nuestras novedades

…y al fin en África

Sábado, 22 abril 2017
Marisol del Villar

africa

Como estudiante de antropología siempre he tenido la constante necesidad de conocer otras culturas. En esta ocasión tuve la oportunidad de viajar nada más y nada menos que a África, un continente lleno de riqueza y diversidad. Antes de que me diera cuenta, estaba aterrizando junto a mis compañeros en Dakar, Senegal. Allí fuimos acogidos por DIADEM, una asociación que trabaja en temas relacionados con las migraciones y la diáspora. Badara y Madame Ndiaye nos dieron la bienvenida, y junto a nuestros compañeros senegaleses que realizaban sus prácticas, nos hicieron un hueco en su oficina. Con ellos pudimos intercambiar sobre nuestros estudios y trabajos, pero también muy buenos momentos.

africa 2A través de las personas que conocimos gracias a esta asociación fuimos descubriendo experiencias e historias muy significativas, no solo para nuestros trabajos, sino para aprender sobre la cultura africana y desaprender lo que los medios de comunicación nos están mostrado.

Mi trabajo tenía como objetivo conocer cómo se gestionan los procesos de embarazo y parto en los centros sanitarios públicos, a raíz de esta investigación pude conocer a mujeres fuertes, organizadas, con iniciativa, luchadoras… ¿Por qué puedo afirmarlo? Porque a partir de las reuniones, entrevistas, conversaciones y observación constante que mantuvimos con ellas, comprobamos como tomaban las riendas de la mayor parte de las actividades a nivel local.

No podré olvidar a Magat, una mujer residente en Saint Louis, que nos contó cómo, junto a centena de mujeres, colaboraban en sus barrios para cultivar, establecer un sistema de ahorro común (tontine) u organizar un comedor una vez a la semana para los niños. Esta es una entre muchas historias cuyas protagonistas son mujeres en acción. Su historia forma parte de muchas otras cuestiones que aprendí en el viaje, como por ejemplo, cómo son las relaciones entre jóvenes y mayores, la tranquilidad pero al mismo tiempo caos de la ciudad… pero la que más se ha quedado conmigo han sido historias como las de Magat.

Invitaría a todos a vivir esta experiencia, viajar a África, a Senegal o a cualquier otro país. Es necesario conocer de dónde vienen las personas con las que convivimos en nuestra sociedad, cuando hablamos de población inmigrante de origen africano hablamos de un porcentaje importante de nuestra comunidad. Promover la cooperación Sur a Sur como hemos aprendido en el Curso Repensando África, además del apoyo y el aprendizaje mutuo, son aspectos fundamentales para tejer redes entre ambos “sures”.


Deja un comentario

Lo más visto de la semana

Perú debate la despenalización del aborto en caso de violación

Actualmente, en el país, el aborto es legal solo en los casos en los que la vida...

Derechos de las mujeres

Nuestras líneas de trabajo Los derechos humanos empiezan desde nuestros cuerpos...

Acción humanitaria

Nuestras líneas de trabajo Asistencia a refugiadas sirias en Jordania El 86% d...

La fuerza de las mujeres en África no tiene frenos. A lo largo de nuestro viaje nos han mostrado que a pesar de lo que en occidente creamos, ellas son el motor que mueve la vida social y económica.


Últimas noticias

Maricel Sandoval Solarte tiene 29 años y lleva 15 peleando por los derechos de su gente en el Cauca colombiano. Desde la ado...

Desde Alianza por la Solidaridad consideramos que la forma más eficaz de luchar contra las desigualdades y garantizar los de...

 Más noticias
Alianza por la Solidaridad usa cookies propias y de terceros con la finalidad de personalizar el contenido, mejorar la experiencia de usuario, ofrecer funciones de medios sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Para continuar navegando debes aceptar nuestra Política de cookies
No acepto    Acepto
Empresas rentables pero responsables con los recursos
Aliadas
Únete, haz voluntariado
Visita nuestra Tienda Solidaria