Recibe nuestras novedades

Sin azulejos y con muebles de madera, Jalsuri estrena una sala de parto intercultural para dar a luz como en casa

pruab 1
Jalsuri es una comunidad del municipio de Viacha, en el departamento de La Paz; está en el altiplano paceño. En un mismo día de primavera, sale el sol, llueve, hace frío y vuelve a salir el sol. Allí en medio de casas de adobe se levanta una pequeña infraestructura, linda, colorida, limpia, es el Centro de Salud, el primero en la zona que cuenta con una Sala de Parto Intercultural.

Allí, las mujeres con largas polleras y mantas de vivos colores de 12 comunidades podrán dar a luz en un ambiente cálido, como si estuvieran en sus casas pero con los cuidados de un hospital, con médicos y enfermeras. Desaparecieron los azulejos y los fríos catres de metal; las paredes ya no son blancas y las ventanas tienen cortinas; el piso es de madera, al igual que los muebles; hay una cocina con ollas, platos y jarros, para que, de acuerdo a sus costumbres, tomen un caldito o un mate caliente después del parto: “hay que estar caliente para que no les dé “sobreparto”, comentan las comunarias.

El “sobreparto” es un temor arraigado en las culturas indígenas, y es que muchas mujeres han muerto por complicaciones después del alumbramiento, o sufren de “arrebato»: dolores articulares, sudoración y otros síntomas que, especialmente en el área andina, merecen un tratamiento por parte de los kallawayas, amautas, yatiris, parteras y materas. Abrigarse bien y tomar algo caliente ayuda a prevenir el “sobreparto”, además es importante estar acompañada todo el tiempo; pero eso no es algo que se ofrezca en un hospital tradicional, motivo por el cual las mujeres indígenas prefieren tener a sus hijos/as en sus casas, muchas veces con graves consecuencias de mortalidad.

No se va reemplazar a los médicos, se va trabajar de manera conjunta con las parteras con la intención de reducir la mortalidad materno – infantil, explicó Juan Carlos Huallpa, director de Salud del Gobierno Autónomo Municipal de Viacha.

Susy Vargas, coordinadora país de Médicos del Mundo, recalcó que, no solo las mujeres del campo sino también de la ciudad, quieren tener un parto donde no se resfríen, que estén calientes y no van al Centro de Salud por que hace frío. “Queremos algo como en casa, caliente oscuro, para no enfermarnos” afirmó.

Gracias al proyecto “Fortaleciendo el sistema público de salud sexual y reproductiva, y la articulación del tejido social y cultural en el marco de los derechos humanos, la igualdad de género e interculturalidad», se logró equipar la sala de parto intercultural, en 3 municipios de La Paz (Bolivia), con muebles, ropa de cama, enseres de cocina, estufas y todo lo necesario para que las mujeres que lleguen allí se sientan como en su casa.

El proyecto es implementado por Alianza por la Solidaridad, CIES Salud Sexual, Salud Reproductiva y Médicos del Mundo y pretende llegar a los municipios de Pucarani, Viacha y El Alto en el departamento de La Paz. Está financiado por la Generalitat Valenciana y tiene el objetivo de promover la implementación de políticas públicas inclusivas desde una perspectiva de igualdad de género y de interculturalidad. También se plantea fortalecer el sistema público de salud en atención primaria y el acceso a servicios de salud sexual y reproductiva integrales, interculturales y de calidad, con énfasis en salud materna.

Contrario a lo que pasa en los centros de salud tradicionales, hay dos camas, una para la parturienta y otra para su acompañante o para sus hijos/as cuando la mujer embarazada no tiene donde dejarlos. Se han recogido sus necesidades, sus costumbres, y la forma en la que ellas desean tener sus wawas, sostuvo Magalí Chávez, de Alianza por la Solidaridad.

El Centro de Salud de Jalsuri es un centro progresista, con un área de influencia muy grande, ya que la población originaria acude en gran cantidad, se trabaja para mejorar la calidad de vida de la población, pero sobre todo para que sientan la confianza de acercarse a los médicos, afirmó la responsable del establecimiento médico, Eliza Mercado.

La inauguración de la sala de parto intercultural se realizó el pasado miércoles 4 de diciembre, acto en el que participaron las autoridades originarias, el comité local de salud y Qulla mallkus de la comunidad de Jalsuri, y los representantes del Gobierno Municipal de Viacha, quienes aportaron con los materiales y mano de obrar para que se hiciera posible la acogedora Sala de Parto Intercultural.


Una Respuesta a “Sin azulejos y con muebles de madera, Jalsuri estrena una sala de parto intercultural para dar a luz como en casa”

  1. Mercedes dice:

    Gracias por publicar una noticia tan importante. Felicitaciones.

Deja un comentario

Lo más visto de la semana

Acción humanitaria

Nuestras líneas de trabajo Asistencia a refugiadas sirias en Jordania El 86% d...

Derechos de las mujeres

Nuestras líneas de trabajo Los derechos humanos empiezan desde nuestros cuerpos...

Ciudadanía global y movilidad

Nuestras líneas de trabajo La reivindicación de los derechos humanos para todas...

Últimas noticias

La situación en el norte Mozambique se deteriora...

Maricel Sandoval Solarte tiene 29 años y lleva 15 peleando por los derechos de su gente en el Cauca colombiano. Desde la ado...

 Más noticias
Alianza por la Solidaridad usa cookies propias y de terceros con la finalidad de personalizar el contenido, mejorar la experiencia de usuario, ofrecer funciones de medios sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Para continuar navegando debes aceptar nuestra Política de cookies
No acepto    Acepto
Empresas rentables pero responsables con los recursos
Aliadas
Únete, haz voluntariado
Visita nuestra Tienda Solidaria