Artyom se adelantó a la guerra

Artyom se adelantó a la guerra

Si las cosas hubiesen marchado según lo previsto, Artyom estaría llegando al mundo estos días en Kiev. Pero decidió adelantarse, como si supiese que la vida iba a cambiar por completo para él y su familia.

Artyom se adelantó a la guerra

Artyom nació pesando poco más de un kilo en un hospital de la capital ucraniana el pasado mes de noviembre, un bebé minúsculo. Pero el peso y el tamaño no es lo más problemático en los prematuros, más grave es que sus órganos no han terminado de madurar. Les cuesta comer y digerir por sí mismos, tienen dificultades respiratorias, el riesgo de infecciones es muy alto.

Por eso, Artyom necesitó atención médica especializada al nacer y ha seguido haciéndole falta todo este tiempo. También ahora, que ha logrado alcanzar los tres kilos de peso. De ahí que deba haber sido complicado para sus padres tomar la decisión de escapar.

Había que pensar en Artyom y también en sus otros cuatro hermanos. Vira, su madre, tuvo que poner en la balanza la atención médica de su bebé y la amenaza de las bombas, los disparos, los cortes de electricidad, la escasez. Ninguna de las perspectivas era buena y las opciones de salir de allí serían cada vez más complicadas.

Escapar de la guerra con cinco niños

Así que cogieron un coche y recorrieron los 550 kilómetros que separan la capital de la ciudad de Leópolis, en el oeste de Ucrania. Es una distancia que en tiempos de paz se recorría en poco más de 7 horas, pero ahora lleva un tiempo indefinido. Hay carreteras cerradas, muchos controles militares y todo el caos que ha traído la guerra en Ucrania.

Allí, en Leópolis, la familia tuvo que dividirse. El padre de Artyom regresó a Kiev, porque todos los hombres entre 18 y 60 años tienen prohibido abandonar el país. Vira lo cogió en brazos y, junto a sus cuatro hermanos, pusieron rumbo a Polonia.

Finalmente, alcanzaron Hrebenne, uno de los puntos de frontera donde son acogidas las personas refugiadas en Polonia. Allí toda la familia está recibiendo ayuda de la organización Polska Akcja Humanitarna (Acción Humanitaria Polaca).

Ayuda para Artyom y su familia

Desde esa organización, con la que colaboramos, buscan ya una plaza hospitalaria para el pequeño Artyom. Aún necesita cuidados especiales y un campamento de refugiados no es, en ningún caso, un lugar adecuado para él.

Mientras siguen en Hrebenne, el personal del campo trata de hacerles la vida un poco más cómoda, proporcionando atención a los niños y niñas que permitan que la madre de Artyom descanse un poco del largo viaje. Si huir de Ucrania es difícil, hacerlo sola con cinco hijos pequeños debe de ser una odisea. 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.