Protección frente a la violencia de género en la crisis humanitaria de Palestina

La prolongada ocupación israelí y el colapso del proceso de paz, suponen una pesada carga para la población palestina que lucha por la estabilidad, la paz, la autosuficiencia y la seguridad humana, en un contexto fuertemente militarizado. La población ve amenazada su vida y sus propiedades y, en muchas ocasiones, se ve obligada al desplazamiento forzoso y a la separación física de familias.

+39%

de la población vive por debajo de la línea de pobreza

88%

desempleo entre las mujeres

48%

desempleo entre los hobres

Naciones Unidas advierte que, actualmente más de 2,3 millones de personas necesitan asistencia humanitaria en Palestina.

El sistema patriarcal somete a las mujeres a una situación de vulnerabilidad y discriminación con altos niveles de violencia de género, pobreza y escasas oportunidades de desarrollo. Las mujeres palestinas ostentan la tasa de participación en el mercado laboral más baja del mundo, a la vez que soportan la mayor parte de las responsabilidades familiares y de cuidados.

Las mujeres y niñas palestinas tienen grandes dificultades para tomar decisiones sobre su salud sexual y reproductiva, y se enfrentan a prácticas como el matrimonio temprano y la negativa por parte de la familia o el marido del uso de métodos de planificación familiar.

Los marcos legales son discriminatorios, y las instituciones son débiles para garantizar los derechos de las mujeres firmados en los tratados internacionales.

Sajade

«Las mujeres y niñas palestinas tienen grandes dificultades para tomar decisiones sobre su salud sexual y reproductiva, y se enfrentan a prácticas como el matrimonio temprano y la negativa por parte de la familia o el marido del uso de métodos de planificación familiar. Los marcos legales son discriminatorios, y las instituciones son débiles para garantizar los derechos de las mujeres firmados en los tratados internacionales. La gran mayoría son dependientes social y económicamente, lo que limita su autonomía y contribuye a aumentar los índices de violencia de género.»

Sajade tiene 2 hermanas y 3 hermanos. Viven con su madre.

Sajade tuvo su período por primera vez cuando tenía 13 años. No entendía lo que estaba sucediendo, así que se asustó mucho y lloró. Le duele mucho cuando tiene el período y bebe té caliente para calmarlo.
Las toallas sanitarias son caras, por lo que su madre, usa cupones para comprarlas. Sajade no habla sobre sus períodos con sus amigos porque siente vergüenza.

Nuestro trabajo

Desde hace 22 años, Alianza por la Solidaridad en Palestina trabaja en los siguientes frentes:

  • Combatimos la violencia de género mediante sensibilización en derechos y prevención.
  • Mejoramos la calidad de los servicios de atención legales, psicológicos y de salud sexual y reproductiva, orientados a mujeres víctimas de violencia.
  • Proporcionamos acceso a asistencia humanitaria dando apoyo psicosocial y atención en salud sexual y reproductiva de mujeres y niñas.
  • Fortalecemos las capacidades profesionales y apoyamos iniciativas de generación de ingresos de mujeres a través de procesos participativos.
  • Prevención y servicios de respuesta seguros, confidenciales y humanitarios en la Franja de Gaza a mujeres víctimas de violencia de género.

Proyectos en marcha

  • Prevención y servicios de respuesta seguros, confidenciales y humanitarios en la Franja de Gaza a mujeres víctimas de violencia de género.
  • Impulsamos la generación de ingresos y la participación pública para las mujeres.
  • Ayuda humanitaria de emergencia.

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  915 986 290