Receba nossas notícias

Ajou, na frente das alterações climáticas

IMG_2360

Ajou Mbaye no ha oído hablar de la Cumbre del Clima ni de emisiones de CO2, pero hace tiempo que es consciente de que la tierra está cambiando, de que las lluvias cada vez están más locas y de que su vida se estaba haciendo más y más difícil. Es unas de las mujeres que vive en el frente del cambio climático: una pequeña aldea llamada Kolindito Futa en la Casamance de Guinea Bissau. “Nuestra vida en la aldea depende de la tierra y nuestros cultivos. Nuestros maridos se encargan del arroz, del mijo, del maíz, que dependen del agua de la lluvia. Nosotras nos encargamos de las pequeñas huertas, donde tenemos nuestros pimientos, los tomates, el gombó. Lo que sacamos en los mercados por todo ello es lo que nos permite sobrevivir el día a día”.

Ajou tiene cinco hijos y vive en una pequeña choza de barro y techumbre de paja en la que apenas hay donde sentarse. “Ya nadie sabe cuando va a llover, así que sembramos sin saber si saldrá algo o nada, o si vendrá una ola de calor como la que tenemos estos días y se nos secaran los brotes que empiezan a crecer. Los mayores dicen que no lo habían visto antes”, asegura.

Junto con otras mujeres de Kolindito Futa, Ajou maneja una huerta comunitaria que han logrado registrar a su nombre gracias a un proyecto de Alianza por la Solidaridad. Cuando el calor aprieta, no hay forma de salir de la casa para trabajar. “Nunca hace tanto calor en estas fechas, y nunca las lluvias fueron tan cortas, después de llegar con dos meses de retraso”, asegura mientras camina hacia el terreno para regar las matas de ñame. “Si no vendo nada en el mercado, ¿de dónde sacaré dinero para medicinas si alguien de la familia enferma?”, se pregunta.

La huerta comunitaria ha reverdecido desde que el proyecto de Alianza por la Solidaridad se puso en marcha. Un sencillo sistema de riego, un depósito y un motor, conectado a placas fotovoltaicas, les permite regar los cultivos con una facilidad que hacía tiempo habían olvidado. “Antes de tener este sistema, regábamos poco porque en el pozo el agua cada vez estaba más profundo y era un trabajo tremendo sacar lo suficiente para que las plantas crecieran. Ahora, el sol nos ayuda a subir el agua al depósito, que luego baja a las cañerías y la producción aumenta, y con ello nuestros ingresos”, explica su vecina de huerta, Fatou, mientras riega cebollas con un bebé cargado a sus espaldas.

IMG_2679 (1)

En Guinea-Bissau, más de dos tercios de los habitantes vive por debajo del umbral de la pobreza y casi un tercio sufre inseguridad alimentaria, siendo la desnutrición la causa de la muerte del 35% de los menores de cinco años. Está entre los 10 países más pobres de la Tierra, por lo que son muchos los jóvenes que dejan su tierra para intentar llegar a Europa y ofrecer una vida digna a sus familias. Se calcula, que el 70% de las mujeres son analfabetas .

Nunca antes en la historia de Guinea Bissau unas mujeres fueron tan orgullosas propietarias de una pequeña parcela. Alianza y su socia local, la asociación Aprodel, ha promovido la creación de estas huertas comunitarias dentro de un convenio transfronterizo financiado con la ayuda a la cooperación española. En Kolindityo las llaman ‘perímetros’ porque tienen una valla alrededor que impide que los animales de la floresta se las destrocen.

Además de tierra, han ganado voz en los consejos comunitarios donde se tratan los asuntos relacionados con la tierra, con la justicia, con la gestión de los escasos recursos que permite allí la vida.


Deixe uma resposta

Os mais vistos da Semana

Ação Humanitária

Nuestras líneas de trabajo Asistencia a refugiadas sirias en Jordania El 86% d...

Os direitos das mulheres

Nuestras líneas de trabajo Los derechos humanos empiezan desde nuestros cuerpos...

Ciudadanía global y movilidad

Nossas linhas de trabalho a reivindicação dos direitos humanos para todos...

Últimas noticias

A situação no norte de Moçambique está a deteriorar-se...

Maricel Sandoval Solarte tem 29 anos e tem 15 lutar pelos direitos do seu povo em Cauca colombiano. Desde que ele desenhou...

 Más noticias
A aliança de solidariedade usa cookies próprios e de terceiros a fim de personalizar o conteúdo, melhorar a experiência do usuário, fornecer funções de mídias sociais e analisar o tráfego. Além disso, trocamos informações sobre como usar esse site da Web com parceiros sociais de mídia, publicidade e web analytics. Para continuar navegando você deve concordar com nossos Política de cookies
Eu não aceito    Eu aceito
Empresas rentables pero responsables con los recursos
Aliadas
Únete, haz voluntariado
Visita nuestra Tienda Solidaria