Hacia un modelo de desarrollo sostenible y local en Marruecos

En el encuentro «La gobernanza territorial del medioambiente: desafíos y perspectivas«, en el que participó la representante de Alianza por la Solidaridad en Marruecos, Hélène Scotto, se dio la oportunidad de debatir en torno a las voluntades, contrastes y paradojas en torno a los territorios sostenibles en Marruecos. El simposio se celebró en Casablanca, en el marco de la Feria Ambiental «Pollutec Maroc«.

En un momento en el que la región Tánger-Tetuán está experimentando una ascensión económica importante, con grandes inversiones locales y extranjeras, es prioritario sensibilizar e incidir en todos los ámbitos de decisión para que se piense, se planifique y se ejecute un desarrollo verdaderamente sostenible, que cuide las riquezas naturales de esta región, que promueva alternativas económicas para la población local y contribuya a la reducción de las desigualdades.

marruecos_heleneDe todo ello habló Hélène Scotto en su intervención en este foro, que es parte de lo que promueve Alianza por la Solidaridad en Marruecos a través del proyecto ADAGE  en el medio rural de la Región Tanger-Tetuán. Esta presentación resume estas ideas en torno a los valores por los que apuesta Alianza por la Solidaridad en esta región: el buen vivir, y la experiencia y el conocimiento de las poblaciones rurales para lograr el desarrollo sostenible local.

Existe un ideario común o prejuicios de las personas que viven en entorno rural en Marruecos: los índices de analfabetismo y débil acceso a la educación pueden suponer un freno al fomento de la sostenibilidad ambiental porque, según «expertos», requiere un nivel tecnológico elevado o es, según estos mismos expertos, una preocupación alejada de estas personas. Desde Alianza por la Solidaridad consideramos que se trata de justo lo contrario.

Estas personas -al menos muchas de ellas- han conservado unas prácticas y modo de vida mucho más afines al cuidado ambiental que la población urbanizada. Por ejemplo, se puede citar el reciclaje de residuos domésticos, el uso razonado del agua potable (por suministrarse lejos), la valorización de las plantas aromáticas y medicinales… y, a pesar de ser analfabetas, las mujeres rurales juegan un papel clave en la preservación de los recursos naturales. La cuestión es: ¿Podemos decir lo mismo de la población urbana, de las industrias, de las administraciones? ¿Dan un buen ejemplo para que luego podamos pedir a los ciudadanos cambiar sus hábitos? 

Este evento, co-organizado por el Departamento del Medioambiente del Ministerio de Energías, Minas, Agua y Medioambiente (desde octubre se ha transformado en Ministerio delegado al Medioambiente), ha contado este año con la colaboración de Alianza por la Solidaridad, quien a través del proyecto ADAGE-RTT («Apoyo a la descentralización y mejora de la gobernanza ambiental en el medio rural de la Región Tanger-Tetuán») financiado por la AECID, ha podido facilitar la participación de cuatro comunas rurales (Raissana Jenoubia, Alyine, Brikcha et Talembote) ubicadas en cuatro provincias de la Región Tanger-Tetuán, del Observatorio Regional del Medioambiente y Desarrollo Sostenible y del Servicio Regional de Medioambiente de esta misma Región, así como de representantes de su socio local, la asociación ADELMA.

Presentación de Hélène Scotto

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  822240336