“Romper el silencio nos empodera”

Andrea Momoitio, subdirectora de Pikara Magazine denunciaba que en la actualidad vivimos ante un “falso espejo de igualdad” porque hay cierta forma de contar las noticias que ya no toleraríamos y hemos educado el ojo para detectar lo que está mal, pero “¿Qué pasa cuando el enfoque de género no está? ¿Lo echamos de menos?”. Y es que Pikara apuesta desde 2010 por un periodismo de calidad y feminista, dice Andrea “Nuestra máxima es si no es feminista, no es periodismo”. Andrea también hacía una reflexión sobre la “perspectiva de género, porque cuando hablamos de perspectiva de género a veces olvidamos que “este enfoque también tiene que incluir colectivos como lesbianas, gais o transexuales…”.

¿Si hay un blog de mujeres en El País, entonces el resto del periódico de qué es?” Se preguntaba Ana Requena al comienzo de la intervención.”Lo que hay que hacer es darle importancia a algo que normalmente no se le da, con lo cual tiene menos impacto y no se visibiliza. Romper el silencio nos empodera”. Micromachismos, esta nueva sección en El Diario.es inspirada en everydaysexism apenas tiene unos meses, pero ya es de lo más leído del periódico. “Aquí la participación de la gente es fundamental, son las propias personas las que denuncian y cuentan lo que viven y les pasa o lo que ven”. Pero el objetivo de este blog es claro, no puede ser el hueco para contenidos que puedan estar relacionados y que deben ir en las secciones llamadas duras en periodismo “si es política, en política, si es economía, tiene que ir en economía”.

La idea de este blog coral surgió porque no nos sentíamos identificadas con la manera en que los medios contaban las cosas y con el papel que se le asignaba a las mujeres”. Belén de la Banda es la coordinadora de Más de la mitad, este blog escrito por mujeres y publicado en el periódico 20 Minutos, uno de los pioneros en retirar los anuncios de prostitución. Aunque a veces se ha hablado de que los hombres también puedan publicar en este espacio “Es un espacio para que las mujeres escriban sobre cualquier tema, no nació como un blog para contar sólo las cosas de mujeres”.

Cristina Pérez, directora de Ameco Press comenzó en esta profesión cuando algunas todavía no habíamos nacido “Desde el año 73 el panorama ha cambiado mucho, y ese cambio ha estado impulsado por los movimientos sociales”; sin embargo, denuncia que en todos estos años las agendas mediáticas apenas han cambiado. El germen de AmecoPress lo encontró en los países, especialmente latinoamericanos, donde las agencias de noticias con un enfoque de género son un referente. “AmecoPress funciona como cualquier otra agencia de noticias, no sólo se cubre información de mujeres, pero aquí el criterio de calidad es la igualdad”. Se muestra escéptica a la cuestión de si los medios construyen igualdad o no “Los formatos que más construyen opinión pública son los audiovisuales y en ellos el avance la igualdad todavía no ha llegado”. Alianza por la Solidaridad genero y comunicacion2

En Perú los periódicos se limitan a poner las noticias que creen interesan a la gente, con lo que la información destinada a las mujeres como consumidoras de noticias son fundamentalmente las recetas de cocina y la prensa del corazón, el resto van dirigidas al consumidos varón “, se lamenta Lourdes Sandoval, directora de proyectos en la organización de comunicadores sociales Calandria. En la mayoría de países latinoamericanos, las noticias de mujeres sólo saltan a primera página cuando se trata de violencia de género y la manera de contarlas en muchas ocasiones responsabiliza a las propias mujeres de sufrir las agresiones.”No es posible que la culpa sea nuestra por querer llevar una minifalda”. Desde Calandria están llevando a cabo la iniciativa de periodismo cívico para posicionar ciertos temas que no tienen eco en los medios de comunicación, como por ejemplo los Derechos Sexuales y Reproductivos. “Nos encontramos con una barrera , en Perú muchos periodistas no tienen formación universitaria y además son personas con una cierta edad, y tuvimos que cambiar la estrategia, apelando a que se pusieran en los zapatos de otra persona ¿Y si fuera su hermana, su tía o su madre? Es entonces cuando empezaron a reaccionar”.

No es fácil ponerse las gafas violeta para que la información que ofrecen los medios pueda contribuir a la construcción de una opinión pública comprometida con la igualdad; muchas veces requiere un esfuerzo, como por ejemplo buscar fuentes de información que no sean siempre los hombres y poder así ofrecer una mayor variedad de enfoques (feminista o LGTB). Sin embargo, también es una cuestión de “cómo está repartido el trabajo”, hay periodistas varones que no les interesa hacer cierto tipo de temas, en los que las mujeres nos sentimos más concernidas. Pero construir esta igualdad es una tarea común; queremos ver a hombres firmando artículos sobre derechos sexuales y reproductivos o un artículo de Píkara publicado en cualquier diario nacional. Estoy segura de que sería de lo más leído.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  822240336