Se acerca el cierre del Salón de la Comunicación: Por una publicidad no sexista

El crecimiento y ampliación, desde que se inició esta acción para la participación activa de las personas, ha sido la marca del Salón de la Comunicación. En el año 2005, en Cuenca, Ecuador, sede de la iniciativa, participaron aproximadamente 400 personas, de las cuales dieron su voto 310. Hoy, al cerrar la muestra del décimo salón en Cuenca, tercer salón nacional y primer salón regional andino, contamos 5460 votos y la participación de más de 6000 personas.

En cada salón se fueron sumando voces, instituciones que generan políticas públicas, instituciones garantes de derechos, redes y colectivos para la exigibilidad de los derechos, comunicadores y comunicadoras, periodistas que en el día a día difunden mensajes y noticias, generan opinión, agencias de publicidad, cientos y miles de personas dando su voto, diciendo lo que les parece y lo que no les parece, opinando, denunciando, pero sobre todo: autoregulando.

La tónica de cada Salón de la Comunicación ha sido presentar, a manera de un paréntesis, una selección de mensajes publicitarios obtenidos del estudio técnico anual de publicidades y de las denuncias que se reciben también durante todo el año. De más de 500 mensajes analizados, queda una muestra de unas 45 piezas publicitarias.

Al final, la gente, el público asistente  tiene la palabra. Al observar todas las publicidades juntas, se abre la posibilidad de analizar las consecuencias de ver este tipo de mensajes en los medios de comunicación y las calles. Es como un electroshock.

La mayoría son jóvenes de establecimientos secundarios quienes después de conocer lo que es el sexismo en los medios y las consecuencias del uso de estereotipos de género, dan su voto por las publicidades de televisión, prensa y radio. Aquella afirmación “los medios presentamos lo que la gente quiere”, se derrumba en cada exposición y con cada voto. No es sexismo, lo que la gente quiere, no es discriminación lo que queremos recibir, no queremos más la utilización permanente de la imagen de las mujeres cosificadas o erotizadas, no más estereotipos en los medios de comunicación porque generan violencia, discriminación, abuso y exclusión.

En las opiniones recibidas de las personas y sobre todo de jóvenes se nota un cansancio por este tipo de mensajes y un pedido de creatividad y de respeto a los derechos humanos. “No más sexismo”, “no más machismo”, “no más abuso”, son frases dichas por los y las jóvenes en los eventos en los que se presenta la muestra del Salón.

5462 votos dicen que podemos generar un gran movimiento para la autoregulación, por medio de reflexión, lectura crítica y conversación sobre las consecuencias e implicaciones de este tipo de mensajes. Este gran grupo de votantes ha encontrado en el Salón la posibilidad de comparar, debatir, disentir, opinar y proponer.

Para ello se creó el Salón de la Comunicación, para insistir en que los medios de comunicación son una enorme oportunidad para construir una sociedad de respeto entre todas las personas, una sociedad en la que mujeres y hombres podamos ser verdaderamente libres y vivir con dignidad.

La ampliación en cobertura y participación es un gran estímulo para continuar.

¡Muchas gracias a quienes participaron!

Alianza por la Solidaridad viene apoyando esta importante iniciativa en la región. La votación en Bolivia y Perú está abierta hasta el día 20 de junio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  915 986 290