Sobre el embarazo a consecuencia de violación sexual

Cada 28 de septiembre se conmemora el Día Internacional de Lucha por la Despenalización del Aborto. En el Perú, un colectivo de organizaciones feministas, entre las cuales se cuenta el Movimiento Manuela Ramos, promueve la Campaña Déjala Decidir, iniciativa legislativa ciudadana que plantea el Proyecto de Ley que Despenaliza el Aborto en los casos de embarazo a consecuencia de una violación sexual, inseminación artificial o transferencia de óvulos no consentida.

Esto nos motiva a hablar sobre los derechos sexuales y reproductivos, que son parte de los derechos humanos. Todo el respaldo normativo, tanto a nivel nacional como internacional, ha sido insuficiente para frenar la creciente ola de violencia contra la mujer desde su niñez, que afecta a su salud e integridad física, psicológica y sexual, llegando a producir muertes evitables.

La violencia se produce en el ámbito familiar o comunitario, en diferentes estratos socio – económicos y grupos ocupacionales. Algunos datos ilustran el panorama en el Perú y en la región:

  • Cada año se registran 7.000 denuncias por violación y 90% de los casos quedan impunes.
  • 78% de las víctimas de violación sexual, son menores de edad y el 5% queda embarazada.
  • 6 de cada 10 embarazos ocurridos entre los 11 y 14 años son producto de incesto.
  • En Piura, Perú, durante el año 2012, fueron denunciados ante la Policía Nacional del Perú, 205 casos de violencia sexual, de los cuales 163 (79.5%) sucedieron en menores de 17 años.
  • Una de cada cinco mujeres, menores de 15 años, ha sufrido violencia sexual por parte de un familiar cercano, y una de cada diez mujeres, mayor de 15 años, ha sido violada (OMS –CMP Flora Tristán – Universidad Cayetano Heredia).

En este contexto es claro afirmar que el problema tiene relación con el machismo enquistado en todas las esferas de la vida pública, en las instituciones y en el propio hogar. Por ello, algunas alternativas para la prevención, que promovemos desde diferentes organizaciones, proponen la extensión de programas escolares de prevención de la violencia en las relaciones de noviazgo, y la formación, especialmente de adolescentes, jóvenes y mujeres, en materias de igualdad de género y cambio de las normas culturales, fomento de la comunicación y las relaciones interpersonales dentro de la comunidad.

El Estado tiene la responsabilidad de proteger los derechos de sus ciudadanas garantizando el derecho al aborto en condiciones de seguridad y no en la clandestinidad, como sucede con las cerca de 300,000 mujeres que abortan al año, hecho que frecuentemente, las pone al borde de la muerte. Las mujeres víctimas de violencia sexual, también son peruanas, también son ciudadanas y merecen respeto y atención de un Estado todavía indiferente ante el problema.

3 comentarios
  1. CESAR DAVID PINEDA SAMPEN
    CESAR DAVID PINEDA SAMPEN Dice:

    Esta es un problema que cada día se presenta conn mas frecuencia pese a las leyes existentes. Estoy realizando un proyecto de investigación sobre embarazo no deseado y violencia familiar y sexual y el no uso de métodos anticonceptivos en mujeres de un asentamiento humano y me gustaría poder conseguir información al respecto. ojala me pudieran ayudar con ello. gracias

    Responder
    • Anonimo
      Anonimo Dice:

      Quien que el testimonio de una mujer que a vivido en carne propia abuso sexual ,fisico y emocional. Por eso es hora de educar alas mujeres cambiar la mentalidad que nos inculcaron tiene mucho que ver desde ai la raiz los temeres que nos inculcaron por eso siempre es una lucha en centir y elegir que es lo correcto tu Mente te dice algo pero tu corazon ?
      tenemos que exijir igualdad y respeto se que hay mucha controversia en este tema pero quien lo a vivido en carne propia son los Unicos que tienen derecho a opinar y dar su punto de vista ….De una cosa estoy. Segura de que la mujer somos la creacion mas Hermosa y maravillosa somos un milagro de Dios y el nos ama y el respeta nuestras desiciones el no condena el es Amor es es mi Dios mi Dios verdadero

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  822240336