¿Qué tiene que ver el «fortalecimiento de la sociedad civil» con «el desarrollo»?

Explicar en qué consiste el trabajo de «fortalecimiento de la sociedad civil» es todo un reto. Dar a entender su importancia, todavía más.

Es fácil ver la urgencia de alimentar a alguien que pasa hambre, y el mecanismo problema-solución es simple. Pero la cosa se complica cuando dejamos de hablar de síntomas o consecuencias (una persona hambrienta) para hablar de causas. Eso suele llevarnos a hablar de derechos que todas las personas tenemos por el hecho de existir, pero que no están garantizados (en este caso, el derecho a una vida digna, a la alimentación…).

Si además queremos hablar de soluciones, ya no se trata de un «para conseguir A hago B», sino de procesos mucho más complejos y menos inmediatos en el tiempo. Contar esos procesos es complicado, y a menudo nos preguntan qué tiene que ver eso con «el desarrollo», o qué impactos concretos causa ese trabajo en las vidas de la gente. Intentaremos responderlo.

Todo Estado democrático debe garantizar los Derechos Humanos de su población. Si queremos que una sociedad sea verdaderamente democrática, es imprescindible que cuente con una sociedad civil fuerte. Personas implicadas, formadas y organizadas en colectivos capaces de vigilar si el Estado lleva a cabo ese rol de garantizar derechos a la población, y de exigírselo cuando no lo hace.

Además, las Organizaciones de Sociedad Civil (OSC) han de saber y poder participar en la definición de políticas públicas más justas e igualitarias, y cumplen el rol de representar los intereses de los colectivos más vulnerables, para poner sus prioridades en la agenda.

Por eso, en Alianza por la Solidaridad apostamos por apoyar a OSC de todo el mundo, para que su trabajo sea efectivo, mejore las relaciones de poder y de toma de decisiones y ayude a la construcción de verdaderos Estados de Derecho.

Trabajamos con Sociedad Civil local en todas nuestras actividades y programas, pero en el Programa de Ciudadanía Global existe una línea estratégica concreta para aumentar la participación ciudadana, impulsar el trabajo de las organizaciones sociales y mejorar las condiciones en las que lo llevan a cabo. En Argelia encontramos una muestra de cómo llevamos este trabajo a la práctica.

Aquí, desde 2006 desarrollamos con financiación del programa de agentes no estatales de la Unión Europea una iniciativa para que la sociedad civil del país mejore todos estos aspectos. Por supuesto, lo hacemos en colaboración con organizaciones argelinas: la Asociación Feminista para el Desarrollo de la Persona y el Ejercicio de la Ciudadanía –  AFEPEC y la Federación Argelina de Personas con Discapacidad – FAPH. Aportan su experiencia y su conocimiento local, y además de salir reforzadas ellas mismas, garantizan que lleguemos a las organizaciones de base.

Esta iniciativa ha conseguido en sólo un año dar formación más de cuarenta asociaciones de jóvenes, feministas, de personas discapacitadas o medioambientales, de las zonas de Argel, Orán y Tizi Ouzou. Los contenidos incluyeron información para crear, poner en marcha y financiar una asociación, herramientas para trabajar con enfoque de género o de trabajo en red, o talleres de tecnologías de la información y la comunicación para el cambio social. Todos los contenidos siguen a disposición de la sociedad civil argelina, ya que están publicados en abierto como manual de formación on-line.

Además, se dio formación técnica y apoyo a todas las asociaciones participantes para la redacción de proyectos de cooperación, preparándolas para concurrir a convocatorias de cooperación internacional.

Todas han salido reforzadas en su capacidad de hacer incidencia y de dar salida pública a sus demandas y propuestas, pero el aspecto más novedoso de esta intervención es que este apoyo a la sociedad civil se ha convertido en proyectos que impactan directamente sobre las vidas de personas concretas a lo largo de todo Argelia.

Para ello pusimos en marcha una convocatoria de financiación “en cascada”, dirigida a dotar de fondos seis proyectos presentados y puestos en marcha por organizaciones de base argelinas. Puedes ver aquí un resumen de estos proyectos sobre ciudadanía, juventud y  mujeres; de acceso al ocio de personas discapacitadas y para favorecer la amistad entre personas discapacitadas y no discapacitadas (en la foto vemos uno de los participantes en la iniciativa «correr juntos»). Otros promueven el acceso de jóvenes invidentes a formación profesional, o fomentan un trabajo en red entre organizaciones de Kabilia que trabajan en temas medioambientales y sensibilizan a las autoridades locales…

Proyectos muy diversos, con objetivos y población destinataria muy variada, pero con el denominador común de ser propuestos y llevados a cabo por organizaciones sociales argelinas valientes, empoderadas y propositivas…. Y de contar con el apoyo de una organización española con vocación global, que apuesta por ellas como garantes de sociedades más justas y democráticas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  915 986 290